Diario online deportivo
Sportevento PORTADA

Y Alzueta quiere que gane el Huesca

0
La SD Huesca acaba de realizar la ofrenda a San Lorenzo con el deseo de que el santo ‘colabore’ con el equipo para firmar una buena campaña. De momento, el cura Javier Alzueta, declarado seguidor de Osasuna, quiere que mañana gane el Huesca en Pamplona.

Y esta vez el párroco Javier Alzueta sí que desea que el Huesca gane al Osasuna en Liga. No debió ser fácil para el cura navarro expresarse así. De hecho, subrayó en la ofrenda de la SD Huesca a San Lorenzo en la basílica del copatrón de la capital altoaragonesa, que si en Pamplona se enteran “me apedrean”. Lo dijo con ese acento marcado y la franqueza que destilan los ‘forales’ cada vez que meten un entrecomillado que les sale del corazón.

Bar Álvaro

Pero ni muncho menos se quedó allí, Alzueta mandó un par de recados para el equipo. Quizá, uno de los más llamativos, cuando espetó que “la arenga del jefe tiene que ser ley” y cuando deslizó que los jugadores no van a dar las gracias por la temporada al final de la misma, ni se les ve mucho durante el transcurso de la misma.

El club azulgrana cumplió así con la tradición de pedirle al santo una buena temporada. Un año más, la directiva, cuerpo técnico, trabajadores del club y jugadores se fotografiaron al final del acto en la capilla del santo y dejaron a sus pies un ramo de flores, unas rosas rojas, símbolo del “esfuerzo, el sacrificio y la generosidad”. Alzueta se preguntó nada más iniciarse la ofrenda si la misma tenía sentido. Recordó que hoy mismo, en la ermita de La Alegría de Monzón, el equipo de fútbol de la capital del Cinca hace lo propio, el Osasuna lo hizo en el Castillo de Javier, y los catalanes lo hacen en Montserrat, por ejemplo. Y a su pregunta se contestó: “Sí tiene sentido si nos esforzamos y damos lo mejor que podemos”.

Juanjo Camacho, como capitán de la SD Huesca, fue el encargado de dar las gracias al santo por la temporada pasada y desear que la que ya está en curso sea tan exitosa. Además, Toño Julve leyó un poema cargado de emotividad.

Antes de la ofrenda, Carlos Akapo puso voz a la plantilla de cara al compromiso de mañana en Pamplona. Puso en alerta sobre el rival en esa línea expresada por Rubi que el once azulgrana se va a medir a un rival armado para regresar a Primera y con una afición potente como pocas que siempre da calor a los suyos y presiona al máximo al rival. El lateral recalcó el ‘abc’ de lo que debe hacer el Huesca para sacar un resultado positivo de El Sadar: “Tener el balón y presionar arriba”. Y cuando esta competición acaba de arrancar, el jugador del Huesca recordó que Osasuna “tiene necesidad de ganar” lo que puede jugar a favor del Huesca conforme transcurran los minutos y los navarros puedan obcecarse con la necesidad de sumar su primera victoria.

Comentarios