Diario online deportivo
Sportevento PORTADA

Trabajo y sufrimiento en un punto meritorio

30
La SD Huesca ha conseguido un valioso punto en su visita al Martínez Valero en un encuentro muy serio de todo el equipo, que a pesar de la superioridad local, no se descompuso y supo aguantar el resultado en un choque que, como hace una semana, se le hizo un tanto largo. A pesar de ello, los hombres de Anquela, amparados en un Álvaro Vadillo en estado de gracia, se adelantaron en el marcador y de nuevo una jugada a balón parado fue el detonante del gol recibido. Lo peor, las lesiones de jugadores importantes y la quinta cartulina a Vadillo que le impedirá jugar la próxima jornada ante el Valladolid.

Sergio Herrera (7)

Bar Álvaro

Firme: De nuevo tuvo varias intervenciones de mucho mérito y salvó un error en una entrega con la mano a Samu Sáiz en la primera parte. Apenas cometió errores, aportando seguridad y reflejos.

Akapo (6)

Lesionado: En un partido especial para él, acabó lesionado. Durante el encuentro estuvo algo más timorato que en otras ocasiones, pero sujetar a un ‘bicho’ como Borja Valle no era tarea fácil. Le ganó la partida en numerosas ocasiones.

Íñigo López (6,5)

Veterano: Un día más estuvo seguro, atento y tirando de galones para achicar todo lo que caía por el área. Apenas cometió errores y salvó un par de ocasiones donde salió de posición y le pillaron la espalda. Estuvo muy firme todo el partido.

Carlos David (6,5)

Entonado: Su partido fue de menos a más. En la primera parte volvió a cometer errores de conceptos y colocación raros en él. Lástima de la anticipación que les hizo, tanto a él como a Íñigo, Pelegrín en el gol local. A pesar de ello acabó completando un buen partido.

Soriano (5,5)

Comprometido: Le tocó bailar con la más fea (Hervías) y lo cierto es que sufrió mucho. Aún así tuvo el arrojo que otros días le faltaba para incorporarse en varias ocasiones a línea de fondo. Lástima que sus centros carecieron de mordiente.

Aguilera (6,5)

Sustituido: Acabó sustituido por molestias físicas y el equipo lo notó. Durante el tiempo que permaneció en el campo dio consistencia y equilibrio ante un rival que exigió mucho.

Melero (6,5)

Duro: Si algo ha mejorado el bueno de Gonzalo es su contundencia a la hora de las disputas, convirtiéndose en un futbolista duro y correoso. Salvo cuando Juan salió del terreno de juego, se le vio cómodo y aportando calidad y sentido al juego.

Alexander (6,5)

Mejorado: Salvo los últimos minutos, donde los problemas físicos de Akapo le exigieron un plus de trabajo, estuvo muy bien con y sin pelota, siendo uno de los mejores partidos en cuanto a aportación con balón de esta temporada. Si lo mostrado hoy no queda ahí, es una noticia muy positiva su mejoría.

Samu Sáiz (6)

Intermitente: No acabó de conectar ese último pase con precisión, ni desbordar esa penúltima línea como nos tiene acostumbrados fruto de los marcajes férreos que sufre. Aún así, y durante muchos minutos, junto a Vadillo fue un peligro para la zaga ilicitana, gozando de varios disparos que bien pudieron terminar en gol.

Vadillo (9) | EL MEJOR

Inspirado: Esta claro que Álvaro está de dulce. Fue un autentico peligro durante todo el encuentro que rubricó con un golazo de categoría y, lo mejor: pareció tener ritmo y fuelle durante muchos más minutos que en los últimos encuentros. Lo peor: la amonestación que le hará perderse el próximo partido.

Borja Lázaro (5,5)

Discreto: Apenas intervino con peligro y se desesperó entre pelea y pelea con los centrales. Quizás debió sujetar algún balón mas, pero tampoco le llegaron con excesiva claridad. Se marchó contrariado con el cambio.

Los cambios

Sastre (5)

Frío: Su entrada coincidió con los peores minutos y de más sufrimiento del equipo. Aún así tampoco aportó esa claridad que el equipo hubiera necesitado. Seguramente Anquela estaría pensando en darle cobijo en el trivote, que es donde mejor se desenvuelve, pero los problemas físicos de Juan pudieron variar.

Vinícius (5,5)

Encorsetado: Posiblemente y por órdenes de Anquela se dedicó más a ofrecer una ayuda defensiva que a ser una solución en la salida. El partido pedía su movilidad y sus caídas en banda en busca de espacios, pero el delantero brasileño estuvo entre centrales recibiendo de espaldas, algo no muy provechoso para un jugador de su estatura.

Jair (s.c.)

Dispuesto: Su salida se debió a los problemas físicos de Akapo. La verdad es que no tuvo demasiadas exigencia,. Fue el central izquierdo de esa defensa de tres y ayudó a un Soriano que estaba sufriendo mucho en esa banda.

NOTA GLOBAL: 6,3

Comentarios