¡Somos Huesca, Somos Deporte!
Gobierno de Aragón – Campaña Incendios

Sin fluidez, pero guiados por una inercia positiva

La SD Huesca de Rubi gana por inercia. Esa inercia que te da la confianza, el sentirte superior. Una maquinaria que sufra la variación que sufra apenas se resiente. Sin la finura de otros días transcurrió una primera parte igualada donde los azulgranas fueron dominadores, dando sensación de tenerlo todo bajo control. En la segunda la película cambió y el filial sevillista se adueñó del balón e hizo sufrir a los oscenses. Sin embargo, una bonita combinación dio paso al gol visitante y a otra nueva victoria.

Remiro (9) | EL MEJOR

Bar Álvaro

Felino: Decisivo en todas y cada una de sus acciones, se ha convertido en el guardián de una portería con un nivel exquisito. Ya sea con los pies o con una mano salvadora cuando el partido moría, un día más sus paradas valen puntos.

Alexander (6,5)

Firme: Poco se le puede reprochar al bueno de Alexander desde su irrupción en el once titular. Aprovecha su físico, es seguro cuando se lo propone e impone su constancia cuando mueren los partidos. Hoy apretó los dientes cuando hubo que hacerlo, aun a sabiendas que eso mermaba su potencial ofensivo.

Pulido (7)

Intuitivo: Es una de las claves defensivas de esta SD Huesca. Su capacidad para leer los espacios donde atacar las jugadas es tan eficaz como nociva para los rivales. Todo ello desde una suavidad poco extendida entre centrales. Apenas dejó resquicios por donde se moviesen los rápidos y hábiles delanteros sevillistas.

Jair (7) 

Presionante: Si Pulido es la anticipación, Jair es la mordiente. En varias ocasiones se le vio seguir y presionar en tres cuartos de campo contrario. Eso para un delantero es un dolor de muelas tremendo. Su velocidad y potencia son sus mejores aliados.

Brežančić (6,5)

Sereno: Es uno de esos días donde Brezancic ha aprendido de errores pasados. Sereno, concentrado y marcando territorio, ha solventado un partido complicado ante un oponente muy vertical y peligroso. En ataque reguló sus llegadas y la poca pelota que disfrutó el equipo en el segundo acto también le penalizó.

Aguilera (6,5)

Sofocado: Tuvo más faena que de costumbre -sobre todo en la segunda parte- y por momentos no llegaba a equilibrar todo lo que hubiera querido. Esos 25 minutos estuvo providencial y muy activo, cosa que ayudó al equipo cuando peor lo estaba pasando.

Melero (6)

Presionado: Estuvo muy vigilado y presionado durante todo el partido, lo que le produjo varias pérdidas de balón que en él no son habituales. En la primera parte se le vio mucho más cómodo y el equipo lo agradeció. En la segunda, al igual que al equipo, se le vio algo más perdido.

Moi Gómez (7)

Asistente: Era su debut oficial y la verdad que dejó varios detalles de mucha calidad. Suelto y confiado, fue de lo mejor en ataque durante toda la primera parte. En la segunda mitad, y cuando parecía acabarse su fuelle, regaló una asistencia de gol a Gallar que valió 3 puntos.

Gallar (7,5)

Goleador: Su paso al frente en la faceta ofensiva está siendo una bendición y además aportando gol. Su verticalidad hacia dentro resulta muy dañina para los rivales y muy beneficiosa para la autoestima de un jugador que poco a poco está demostrando su valía.

Ferreiro (7)

Sacrificado: Su trabajo defensivo ha sido vital para el balance en defensa de un equipo que por momentos ha sabido sufrir y mantenerse con vida. En el plano ofensivo también ha sido un constante incordio para su par, y si bien no ha mostrado ese desborde de otros días, ha contribuido para ensanchar el campo y darle profundidad al equipo.

‘Chimy’ Ávila (6)

Exprimido: La ausencia de ‘Cucho’ ha supuesto un plus más para ‘Chimy’. A todo su trabajo hoy, además, le ha tocado ser la profundidad del equipo. Sin un claro dominio ha acabado exprimido. La madera ha repelido un buen remate suyo de cabeza.

Los cambios

Rescaldani (6)

Fijador: Con la consigna de fijar a los centrales con su corpulencia ha saltado el argentino al terreno de juego. La verdad es que lo ha conseguido. En un momento donde al equipo le costaba guardar y avanzar, el delantero ha posibilitado con su presencia una rendija en ambos costados.

Luso (s.c)

Músculo: Su entrada supuso una declaración de intenciones. Rubi necesitaba músculo y el medio se lo dio, pese a que con ello permitió al rival dar un pequeño paso al frente. El botín estaba conseguido y su experiencia y físico se tornaron importantes.

Rulo (s.c)

Testimonial: Apenas pudo participar y cuando tuvo que hacerlo fue para defender varias jugadas a balón parado.

NOTA GLOBAL: 6,3

Suscríbete a nuestra Newsletter | ¡Es GRATIS!
Apúntate aquí para recibir las últimas noticias en tu correo cada mañana. ¡No te pierdas nada!
Puedes cancelarla en cualquier momento
Comentarios