¡Somos Huesca, Somos Deporte!
Sportevento 2018

SD Huesca 1-1 Real Oviedo: la ambición queda en tablas

Banner COPE Top Post SDH
Cuando la grada esperaba que el Huesca colocara el 2-0 en el marcador llegó el empate de un Oviedo con menos fútbol que el que ofreció en la primera parte, pero más letal. || FOTOS DEL PARTIDO.

Enero se presenta para el Huesca como puerta grande o enfermería. Un mes muy complicado que esta tarde ha tenido el primer rival en suerte, un duro Oviedo con todos los tintes de que esta es la temporada que tiene para acabar con el equipo en Primera. La primera cita de calado del año estuvo aderezada de fútbol y de lo que lo acompaña. La presencia de Anquela en el banquillo rival tenía su punto de nostalgia y quedaba por ver cómo Rubi solucionaba la baja de Melero por acumulación de tarjetas y las de Brezancic y ‘Cucho’ por gripe.

Bar Álvaro

Una prueba de fuego para un equipo sumido en el runrún del mercado invernal con el futuro próximo de Remiro sujeto al vaivén de lo que le ocurra a Kepa entre la pretensión de la directiva del Real Madrid y lo que declara su entrenador sobre hacerse o no con el portero del Athletic. Y en estas, Remiro ajeno a todo y protagonista esta tarde con una parada impresionante al penalti lanzado por Linares a los 11 minutos de arrancar el partido.

Ante las bajas, Rubi puso a Rulo en la posición de Brezancic, a Luso con Aguilera y Sastre y a ‘Chimy’ Ávila en ataque, quedando las bandas para Gallar y Ferreiro. Anquela desplegó sobre el césped de El Alcoraz una defensa de cinco hombres con dos laterales de mucho recorrido y el aragonés de Fuentes de Ebro con pasado en el Huesca, Linares, en punta. Tocó partido de esos de masticarlo poco a poco, de tocar y tocar para buscar el hueco, desequilibrar al rival y aprovechar la oportunidad. El equipo asturiano buscó al Huesca por la banda de Rulo con un Johannesson rápido y convencido de que era el talón de Aquiles del once azulgrana.

El tercer puesto del Oviedo en la tabla no es fruto de la casualidad. Es más que un buen equipo que exigió desde el primer minuto al líder de la categoría. Johannesson, un asturiano nacionalizado islandés, sembró la alarma cada vez que cogía la bola y el Huesca lo pasó mal. Pero ya se sabe que cuando uno está de dulce y es listo todo es más fácil. Gallar le robó la pelota a Alfonso Herrero y tan solo tuvo que empujarla a puerta vacía.

El gol era importante, no solo por poner a Huesca por delante en el marcador sino porque cambiaba la configuración del encuentro. Si el Oviedo había martilleado al Huesca por la banda de Rulo decidió hacerlo por un imposible, por donde gobiernan Jair y Pulido con bota de hierro y cabeza con mucho fútbol. Y mientras fueron por allí no hubo (casi) problemas para un Huesca que volvió a tener en Aguilera al guardián del líder; tremenda la calidad del madrileño.

Con los tres centrales de Anquela con amarilla, el Oviedo pudo meterse en problemas si jugadores tan eléctricos como ‘Chimy’, Ferreiro o Gallar les buscaban las cosquillas. Pero no pudo ser. El partido siguió con una buena factura por parte del Huesca ante un Oviedo que no pareció el de la primera parte. Era extraño que Anquela no moviera a su equipo con el resultado en contra y con tiempo suficiente para cambiarlo.

Y, de repente, Aarón la clavó en la meta de Remiro. El fútbol es así. Cuanto más cerca estaba el 2-0 -Rubi quiso dar un golpe sobre el terreno y cambió a Gallar por e ‘Cucho’ con 25 minutos por delante para revolucionar el partido- llegó el empate y por donde menos se esperaba, por donde mandan los centrales del Huesca.

El Oviedo cogió impulso con el tanto. El partido cambió de dominador. Los de Anquela quisieron agrandar en la herida de un Huesca que se preguntó cómo había podido pasar de una posible sentencia a regresar a la casilla de salida. Rubi no se amilanó y puso sobre el prado a Rescaldani y Camacho. En casa y siendo líder, el técnico decidió ir a por el partido ante un Oviedo que dejó señales de que el punto le venía de perlas.

FICHA TÉCNICA

SD Huesca: Remiro; Rulo, Jair, Pulido, Alexander; Aguilera, Luso (Camacho, 80′); Gallar (‘Cucho’, 66′), Sastre, Ferreiro; ‘Chimy’ Avila (Rescaldani, 83′).

Real Oviedo: Alfonso Herrero; Johannesson, Forlín, Christian, Carlos Hernández, Mossa; Rocha (Hidi, 76′), Folch, Berjón (Mariaga, 90+2′), Aarón; Linares (Toché, 85′).

Goles: 1-0, Gallar, 31′ | 1-1, Aarón , 69′.

Árbitro: Moreno Aragón. Amarillas a Forlín (13′), Christian (23’), Carlos Hernández (46’) y Sastre (81′).

Incidencias: partido disputado en El Alcoraz ante 4.282 espectadores.

Dale a Me Gusta para estar informado de la última hora y de los contenidos de este medio

Suscríbete a nuestra Newsletter | ¡Es GRATIS!
Apúntate aquí para recibir las últimas noticias en tu correo cada mañana. ¡No te pierdas nada!
Puedes cancelarla en cualquier momento
Comentarios