Diario online deportivo
Sportevento PORTADA

Nacho Biota: “Con Peñas hicimos dos milagros”

0
Nacho Biota, ex jugador del Peñas Huesca en los años 90, atiende a SPORTHUESCA.com tras el encuentro que disputaban el pasado sábado Magia Huesca y Breogán de Lugo, su otro equipo del corazón.

¿Cuál sería su quinteto ideal de entre los compañeros que ha tenido?

KIA Automotor Huesca – Seccion CB Peñas

Buff, es que he tenido compañeros muy buenos (risas, se lo piensa)… De base Raúl López, en los aleros Nikola Lonçar y Racca, y dentro Alfonso Reyes y Anthony Bonner.

¿Qué jugador le sorprendió más?

Alphonso Ford. Cada vez que fichas un americano joven llega recién salido de la universidad. Es un melón por abrir y Ford era un escándalo.

¿Cuál era el secreto del Peñas para que con un presupuesto pequeñito se mantuviera en la categoría?

Pues no lo sé (risas), porque si empezáremos a hablar de los sueldos que cobrábamos… El primer año que yo estuve con ficha ACB éramos un equipo muy justito, con mucha garra pero llevábamos más de seis meses sin cobrar. Yo le tenía que pedir dinero a mi padre. Jugábamos contra Andorra, que era un equipo mucho más experto y que costaba mucho más que nosotros y bufff (resoplidos de emoción) los dos años que salvamos, contra Valencia y Andorra eran equipos grandes que estaban acostumbrados a luchar por títulos y no se esperaban estar abajo, mientras que nosotros teníamos muchas más ganas. Quizá ese fue el secreto, fueron un par de milagros.

¿Con qué pabellón se queda?

Nunca pude vivir un partido de ACB en el pabellón viejo, sí que estuve en ruedas de calentamientos y en categorías inferiores, pero no llegué a debutar.

Es el jugador de cantera del Peñas con más minutos en ACB: ¿cómo fue llegar tan joven?

No lo sé, era muy alto pero físicamente era un desastre. Lo primero que me tenían que enseñar era a correr. Me acuerdo que había un preparador físico en categorías inferiores, Miguel Ángel Rodellar, y el pobre hombre cuando me vio correr lo primero que me enseñaba era a correr (risas). Algo verían, yo era un tío alto y muy bravo, hacía lo que podía, pero no conocía lo que era el baloncesto.

¿Cree que ahora los jóvenes tienen más oportunidades?

Es la pregunta del millón. Cuando yo empecé solo había dos jugadores extranjeros y había mucho más nacional. Me acuerdo de ver nacionalizado a Jack Espinosa. Puede ser que sí, que tenían muchas más oportunidades porque había más nacionales. Cuando yo empecé se abrió la ley Bosman y poco a poco empezaron a entrar más extranjeros. Creo que la ACB ha bajado el nivel con respecto a hace 7 o 8 años. Ahora los equipos medios son más flojos. Gracias a la crisis y los contratos bajos puede ser una buena época para que salgan jugadores, pero es muy complicado.

En su primera temporada fue elegido como mejor debutante. ¿Se esperaba algo así?

Para nada me imaginaba que iba a ser el mejor debutante, ni que luego iba a jugar tantos años en ACB, aunque luego me retirara joven.

¿Hacía mates como Jordan? ¡Eso dicen por ahí!

No es verdad. En las de mini igual sí. Sí que es cierto que cuando tenía 18 años me desarrollé físicamente y saltaba bastante a una pierna, no con los dos pies, ¡pero no como Jordan; por favor!

Nacho Biota con los colores de Breogan | Foto cedida por Nacho Biota
Nacho Biota con los colores de Breogan | Foto cedida por Nacho Biota

Y pasó por Unicaja, Joventut, Breogán y Gerona después de su etapa en Huesca. ¿Qué supuso Lugo para usted?

Tengo un dilema entre Huesca y Lugo. Soy de Huesca, salí de la cantera, tuve entrenadores de Huesca, aunque sí que es verdad que el que me dio la oportunidad en ACB fue Andreu Casadevall. Y en Lugo, a pesar de que llegué en unas circunstancias que no me gustaron físicamente, es cierto que ahí desarrollé mi mejor baloncesto jugando bastantes buenos minutos. Creo que tuve unas estadísticas muy decentes para lo que económicamente le podía costar al club, me encontré como si estuviera en casa.

Hablando de Casadevall, el actual entrenador de Tecnyconta Zaragoza, ¿qué recuerdos guarda de él?

Muy buenos recuerdos. Fue el que me dio la oportunidad de jugar y le tengo un cariño muy grande, aunque también tuvimos movidas y enfrentamientos, pero es algo lógico en un nivel profesional. Cuando pasan los años te das cuenta que todos los ratos malos, que tampoco fueron muchos, quedan atrás y sí que es cierto que le tengo un cariño especial, de verdad.

¿Es más peñista o del Breogán?

Tengo el corazón partido. A nivel profesional, tanto un club como el otro, cuando les interesas, perfecto, y cuando no, te cortan y hasta luego. Eso es así en cualquier equipo. Pero a nivel personal, Lugo, una ciudad pequeñita, salía fuera, veía huertas… me sentía como en casa. Y Huesca… es que soy de aquí. Tengo tantos conocidos en un lado como en otro. Quiero que les vaya a los dos bien siempre.

¿Ve a alguno de los dos en ACB a corto plazo?

No, rotundamente no. Estoy hablando por hablar, no sé si Breogán conserva el canon. La ACB no quiere que haya ascensos, ni tan siquiera quieren una liga como la que hay. Estoy convencido de que apuestan por una Euroliga como en la que están. Los equipos FEB están jugando por la honrilla de quedar campeones. Está claro que nadie va a subir. Entre el canon de 3 millones y el aval de millón y medio, y luego formar una plantilla competitiva otros dos millones. Olvídate, nadie (tono de resignación).

Se retiró muy joven, ¿cómo fue?

Fue muy traumático. El llegar es difícil, es duro. Para mantenerte diez años, ocho años, tienes que valer. Si te retiras a tu edad a los 34 o 35 años pues bueno, es como la vida si mueres a los 90 años. Pero en mi caso lo pasé fatal, me lesioné a los 28 años, traté de recuperarme a los 29 y lo tuve que dejar.

Entrena en el Club Baloncesto Jaca, ¿cómo es su vida ahora?

Muy buena, muy tranquila, voy de mi casa al pueblo. Ayudo al CB Jaca y poco más. Muy tranquila y normal, sin preocupaciones y sin presiones. No me considero entrenador ni busco serlo, tan solo pretendo echar una mano a los chavales.

¿Y a alguno de ellos le ve con futuro?

No. Es muy complicado, ¿cuántos jugadores infantiles o júnior hay en España? ¿Y cuántos llegan al final? Es que solo nos fijamos en casos como el de Doncic. El entrenador que quiera venderle a un padre que su hijo va a llegar a la ACB, comete un pecado.

Y ya que lo menciona, ¿qué le parece Doncic?

Yo vi un tío muy bueno a su edad también, incluso mejor: Raúl López cuando empezó en el Joventut, ¡tela eh! La diferencia que veo yo es que Doncic es júnior y es el capitán general del Real Madrid, no es que esté jugando 10, o 15 o 20 minutos y esté ayudando a tope, no; es que es el capitán general ahora mismo. Yo a Raúl López le vi hacer cosas muy salvajes a esa edad, pero luego tuvo la mala suerte de las lesiones.

Muchas gracias Nacho, ¡un abrazo!

¡Perfecto, a vosotros!

Comentarios