Diario online deportivo
Sportevento PORTADA

Levitec Huesca y la milla verde de un ilustre veterano

0

PABLO ROMERO / ÁREA DE COMUNICACIÓN FEB | Ejercen cada temporada como una de las capitales de provincia más pequeñas de la Liga LEB Oro, un dato que no hace más que incrementar el meritorio trabajo de un Peñas Huesca que juega cada verano una temporada paralela en los despachos para poder dotar a su equipo del mayor número de recursos posibles.

KIA Automotor Huesca – Seccion CB Peñas

Tan sólo así puede entenderse que la entidad presidida por Antonio Orús haya ejercido durante los últimos años como uno de los equipos de referencia de una Liga en la que llegaron a alcanzar la final de los ‘playoffs’ por el ascenso dos años atrás y en la que han ejercido como trampolín hacia la Liga Endesa para no pocos jugadores destacando nombres tan importantes como el del hoy internacional Pierre Oriola.

Un reto que en Huesca aceptan gustosos cada curso y que, en esta ocasión, estará confiado al buen hacer de un Guillermo Arenas que llegó a la localidad en el tramo final del pasado curso a la búsqueda de una permanencia in extremis. Iniciando de cero el que será el proyecto 7.0 del club en la competición, Arenas tendrá el siempre complicado reto de poder pelear con algunos de los presupuestos más fuertes del baloncesto nacional a la búsqueda de una milla verde hacia la permanencia que ejercerá de nuevo como objetivo prioritario.

Guillermo Arenas y la renovación del agradecimiento mutuo

Se dio a conocer liderando los primeros pasos en la Liga LEB Oro de un hoy fortalecido Unión Financiera Oviedo y se incorporó al Levitec Huesca en el tramo final del pasado curso para ejercer como salvavidas lo que le valió, merecidamente, su continuidad en un proyecto en el que su renovación fue una cuestión de agradecimiento mutuo.

Así se desprende de las palabras de un técnico que se muestra sumamente satisfecho a la hora de analizar su continuidad en un club y una localidad en los que se siente como en casa: “Llegué al club en un momento complicado durante la temporada anterior y, en ese tiempo, la relación con la directiva fue muy buena porque, pese a que no nos encontrábamos en una buena situación, mantuvieron en todo momento la calma demostrándome una gran confianza en mi trabajo. Esto me hizo sentir muy cómodo en el club e hizo que, cuando me presentaron la oferta de renovación, sintiera de algún modo que debía de agradecer ese trato con mi continuidad en el equipo. Decidí apostar una vez más por el equipo y empezar de este modo una segunda temporada en la que esperemos poder alcanzar nuestro objetivo con menos apuros”.

A partir de ese momento comenzaba el primer reto del curso, la construcción de una plantilla con la dificultad añadida que supone el tener que contar con un presupuesto limitado. Eso sí, desde el minuto cero, Arenas tuvo las ideas sumamente claras: “Cuando comenzamos a planificar la nueva temporada sabíamos que el presupuesto era ajustado por lo que decidí apostar por una plantilla de únicamente 10 jugadores pero en la que todos pudieran aportar minutos de juego de calidad. Somos conscientes de que esto puede hacer que al principio nos cueste un poco entrar en dinámica pero que, a lo largo de la temporada, nos va a dar un buen nivel de juego con el que pelear por nuestros objetivos que, al fin y al cabo, es lo más importante”.

La plantilla del Levitec Huesca, vista por su técnico:

Sin prisa pero sin pausa, el equipo oscense fue uno de los primeros en lanzarse a un mercado estival en el que el perfil de jugador joven y de proyección comenzó a ganar peso en las diferentes posiciones dando de este modo forma a una plantilla equilibrada y no exenta de talento.

Bases: Carles Marzo y Pablo Pérez

Y qué mejor manera a la hora de comenzar la construcción de la plantilla que con una pareja de bases joven pero de garantías.

Una dupla que comenzó a tomar forma: con la renovación de Pablo Pérez, uno de los hombres importantes del pasado curso “Pablo fue uno de esos jugadores con los que estuve muy contento el año pasado. Sabemos que puede darle ritmo al partido, que puede darle alegría al juego y también defensa lo que nos puede venir realmente bien para el estilo de juego que pretendo. Quería un base vivo y que en el bloqueo directo pudiera atacar y creo que, en ese sentido, él cumplía a la perfección con lo que necesitaba. Tiene un margen de crecimiento importante y creo que puede adquirirlo este año con nosotros”.

Aunque el as en la manga de Guillermo Arenas llegó con la contratación de un viejo conocido, todo un talento de la Liga LEB Plata como Carles Marzo y al que entregaba de este modo la confianza ganada durante años de buen trabajo en las Competiciones FEB: “Si algo tuve claro desde el principio es que a Carles le había llegado el momento de poder dar el salto a la Liga LEB Oro. Es un jugador con mucha calidad y un base de esos de dirección de equipo que ha durante los últimos años ha demostrado un gran crecimiento en la Liga LEB Plata lo que le ha hecho adquirir un registro de juego aún mayor que el que tenía cuando estuvo a mis órdenes en Oviedo. Le vamos a pedir que dirija al equipo y que en los momentos complicados no se esconda para que pueda dar la cara tirando del equipo”.

Aleros: Mikel Motos, Matt Donlan, Sergio Rodríguez y Jorge Lafuente

Aunque si hay un nombre que no puede faltar en el roster orcense temporada tras temporada ese es el de un Jorge Lafuente que llegó al primer equipo casi una década atrás y que se ha convertido en capitán y referente de un vestuario en el que realiza cada año la siempre complicada misión de unir al grupo.

Todo ello sin descuidar sus tareas sobre una pista en la que gana enteros cada año a través de su juego: “Para nosotros Jorge es una pieza fundamental y por eso fue el primer nombre que se puso sobre la mesa a la hora de planificar la temporada. A parte de ser un jugador de la casa es un hombre con mucha experiencia en la categoría y cuya manera de trabajar va acorde a lo que yo quiero para el equipo. Creo que va a ayudar mucho al equipo pero también a mí a la hora de que el equipo entienda esa filosofía de juego y de trabajo que quiero inculcarles”.

Eso sí, tampoco se olvidó Arenas en el capítulo de renovaciones de un Mikel Motos que llegó al equipo el pasado curso dispuesto a dar un paso al frente como jugador: “El pasado curso me demostró desde el primer día que, pese a los momentos complicados en los que nos encontrábamos, podía ser un jugador que ayudara mucho al equipo. Ayudo al equipo a tener intensidad y a empaparse de carácter dando la cara también en aspectos del juego como la anotación. El objetivo para este año es el poder ayudarle a dar un nuevo paso al frente para que siga exhibiendo esa calidad que atesora”.

En el capítulo de fichajes, y con la vista puesta en Castellón, desde la dirección deportiva no se dudó a la hora de apostar por un Sergio Rodríguez que había ofrecido ya un gran rendimiento el pasado curso durante su segundo curso en la competición: “Estamos ante un jugador de muchísima calidad que ha ido evolucionando con el paso del tiempo. Llegó a la LEB Plata como un cuatro y ha ido evolucionando hasta convertirse en un tres lo que hace que pueda ser un jugador de muchas garantías en ambas posiciones pudiendo tanto atacar a los interiores como amenazar con su tiro exterior. Un jugador muy completo que va a disfrutar de los minutos que necesita para demostrar que puede ser importante”.

Sin experiencia alguna en el baloncesto nacional pero no por ello exento de calidad, Matt Donlan se convirtió en la última pieza de un juego exterior al que aportará un plus de físico: “Con Matt buscábamos un jugador que nos pudiera ayudar desde el plano físico pero que tuviera una fiabilidad en el tiro con la que nos pudiera ayudar a sumar en ataque. En sus primeros días nos ha demostrado que todo esto lo tiene de sobra sorprendiéndonos con un gran trabajo defensivo y un buen físico con el que ayudarnos además en el rebote. Su carácter para acoplarse al equipo está siendo muy bueno y creo que puede ser un jugador muy competitivo”.

Pívots: Jubril Adekoya, Matt O´Leary, Kevin Van Wijk y Albert Fontet

Y si importante resultó la renovación del capitán Lafuente en la línea exterior, no menos valiosa fue para su pintura la del MVP del pasado curso, un Albert Fontet que decidía apostar un año más por la oferta de un equipo en el que se había sentido sumamente cómodo.

Toda una garantía para el juego interior del equipo del Alto Aragón: “Poco podemos decir de él a tenor de su trayectoria. Un jugador con experiencia en LEB, con un valioso paso por la ACB y que nos puede dar minutos de muchas garantías sobre la pista. El tener a jugadores como el resulta muy valioso para los momentos complicados del encuentro y donde sabe a la perfección dónde tiene que poner él balón o por dónde se debe mover. El año pasado fue además el máximo taponador de la Liga lo que fue un punto importante para nosotros a la hora de poder ganar fiabilidad defensiva”.

A él se sumó otro viejo conocido de Arenas, un Kevin Van Wijk que ejerció como uno de los fichajes estrella de un equipo al que llega muy motivado y convencido de sus posibilidades: “Desde que surgió la oportunidad de ficharle tuve claro que no debíamos dejarla pasar. Es uno de esos jugadores que aporta en todos los aspectos ya no sólo a través de la calidad que tiene dentro de la pista sino también a través de la calidad humana con la que acompaña a su día a día fuera de ella. Nos conocemos muy bien de nuestro paso por Oviedo y creo que puede ser una de esas piezas muy importantes para nosotros”.

Tan importante como un Jubril Adekoya que fue uno de los primeros movimientos para un equipo en el que tratará de explotar dentro de un baloncesto español al que está sorprendiendo ya durante la pretemporada: “Aunque creemos que aún va a necesitar un tiempo de adaptación, su trabajo y su carácter nos demuestra que va a poner todo de su parte para que la adaptación sea lo más rápida posible. Durante estos días se está adaptando muy bien al entorno, al equipo y a las jugadas demostrando ganas de hacer las cosas bien lo que sumado a su calidad en el 1×1 creo que puede llegar a convertirle en un jugador importante. En defensa es una roca, no rehúye el contacto y es duro en el rebote por lo que creo que puede ser uno de los jugadores más completos”.

La plantilla se cerró con la llegada de un Matt O Leary que se ha incorporado a la disciplina del equipo en las últimas horas y que disfruta estos días de sus primeras sesiones de entrenamiento: “Aún no hemos podido trabajar mucho con él pero estamos ante un cuatro muy versátil que puede jugar tanto de cara como de espaldas al aro. Es un jugador con mucha calidad y que tiene que ayudarnos a abrir el campo porque puede ser un aspecto muy valioso en nuestro juego”.

El carácter de siempre para la prioritaria permanencia

Con esta decena de jugadores, su técnico Guillermo Arenas, buscará un estilo de juego rápido y eléctrico con el que tratar de conectar con la grada.

Un juego que requerirá un notable esfuerzo físico por parte de su vestuario y en el que trabajan a fondo estos días: “Tenemos claro que el intentar hacer ataques y transiciones rápidas va a ser uno de los puntos fuertes de nuestro juego y en ello estamos trabajando durante esta pretemporada. Quiero un equipo que mantenga un ritmo de partido alto durante los 40 minutos de juego y aunque sé que es una apuesta arriesgada creo que el equipo está poniendo todo de su parte para lograrlo. Si lo conseguimos vamos a poder ofrecer un juego vistoso en ataque pero también en defensa donde queremos ser muy intensos a través del control del rebote, uno de los aspectos en los que más queremos esforzarnos”.

Con ello, los oscenses pelearán por una permanencia que ejercerá un año más como su principal obsesión para poder dar continuidad al proyecto del club en la categoría: “Desde el mismo día de mi renovación, y así se lo he transmitido a los jugadores, el objetivo prioritario marcado por el club ha sido la permanencia en la categoría. Eso si, queremos lograrla con menos apuros que el año pasado aún sabiendo que el presupuesto no nos dejará margen para poder pensar en cosas más ambiciosas si no es a base de trabajo. Queremos conseguir la permanencia lo antes posible para no pasar apuros porque sabemos que el crecimiento de nivel de la Liga este año va a hacer que cualquier otro reto sea sumamente complicado”.

Y todo ello sin olvidarse de poder agradar a una de las aficiones más entendidas de España y con la que tratarán de conectar a través de su juego: “Este es un club con mucha historia de baloncesto a sus espaldas y si algo tenemos claro es que queremos que la gente que venga al Palacio vea un equipo con carácter y con un alto ritmo de juego, queremos que nuestra intensidad les divierta y les haga sentir orgullosos de los jugadores que están representando a su camiseta. A partir de ahí, esperemos que disfruten y que estén a nuestro lado para poder llegar lo más lejos posible”.

Comentarios