¡Somos Huesca, Somos Deporte!
Gobierno Aragón – Becas Universidad

Levitec Huesca, por fin, un equipo compensado

Turismo Villanúa – Verano 2018 – Banner Top Post
Media temporada se podría decir que ha tardado Levitec Huesca en compensar su equipo y encontrar las piezas que mejor encajan en el esquema de Guillermo Arenas, despues de la marcha de jugadores por bajo rendimiento o “espantadas” repentinas, y con la llegada de hombres que parecen entrar en la rotación del equipo de forma satisfactoria.

Por fin el entrenador asturiano puede gozar de las 11 piezas deseadas, aunque aun falte todo el mes de febrero para el cierre del mercado, se puede dar por cerrada la plantilla de Levitec Huesca, a menos que haya sorpresas de última hora, con una rotación compensada, en la que todos disfrutan de minutos.

KIA Automotor Huesca – Seccion CB Peñas

En el puesto de base se mantienen los mismos integrantes con los que se empezó la temporada, Carles Marzo y Pablo Pérez, dos jugadores diferentes pero complementarios, alternándose los minutos de juego, siendo en ocasiones el barcelonés quien más minutos disputa con su control del juego y su peligro exterior, y en otras ocasiones el conquense, todo corazón y coraje subiendo las pulsaciones al ritmo de juego con un gran descaro, llegando incluso a compartir minutos en pista en algunas ocasiones, y siendo uno u otro quien más juega en caca choque, dependiendo de quien tenga el partido de cara, aprovechando de esta forma el buen juego que desplieguen.

Como escoltas 3 hombres con diferenes soluciones para el entrenador. Agustí Sans que se ha destapado ofensivamente conforme pasaban los partidos uniéndose este aspecto a su buena defensa, un hombre que puede ejercer de base si el partido lo requiere y que se ha hecho un hueco importante en la rotación, saliendo como titular en los últimos choques, tomándole el pulso a una categoría que parecía haber perdido el pasado curso. Mikel Motos, que está yendo de menos a más en la liga, siendo en la actualidad uno de los hombres más en forma, consevando su inensidad defensiva que le convierte en uno de los mejores defensores de LEB Oro secando a sus pares, y con su atrevimiento ofensivo sobretodo con su verticalidad, sumando a ello un número de rebotes importante para el equipo, un jugador que ante equipos con aleros bajos, ocupa también minutos como “tres”. Para acabar el último en llegar, Erik Durham, que aporta de lo que carecen sus compañeros, que si bien no son especialistas desde el exterior, en el caso del americano es todo un artillero, misión fundamental ante defensas que se cierran con los hombres interiores, siendo un arma necesaria para Guillermo Arenas, formando así un trio de escoltas complementarios y diferentes entre si, los cuales pueden ocupar también diferenes posiciones en la pista.

En los aleros, Sergio Rodríguez después de un espectacular inicio de campaña, sufrió un bajón, volviendo a recuperar de nuevo su nivel para tener la mejor versión del “Chacho” en el equipo, un hombre con puntos en sus manos y gran inteligencia ofensiva, que derrocha carácter en el campo, además de ser muy importante en los esquemas del entrenador asturiano. Su compañero, que tanto ha costado encontrar, Mykolas Dieninis, parece ser el complemento ideal, jugador que a pesar de su bisoñez no se arruga ante aleros grandes pudiéndoles hacer frente, algo de lo que carecía el equipo, que se veía superado por aleros corpulenos cuando el canario no estaba en la pista, aspecto que con el lituano se ha solucionado, siendo además un hombre que en ataque sabe cual es su papel, que también se está esforzando mucho en labores defensivas.

El ala-pívot es otro puesto que no ha sufrido cambios, con un Kevin Van Wijk que está encontrando este año su segunda juventud, siendo el MVP del equipo, y que ahora se encuentra más cómodo sin tener que ocupar el puesto de pívot cuando el hombre titular tiene que descansar, dejando de sufrir contra hombres más fuertes que él, un jugador que aporta un sin fin de soluciones ofensivas, además de raza en todas sus acciones en ambos lados de la pista, todo un líder. Jubril Adekoya, compañero de puesto, es otro de los jugadores que ha ido de menos a más, después de su titubeante comienzo de campaña, se llegó a convertir en el mejor jugador del equipo en un partido que el holandés no pudo disputar, teniendo cada vez menos errores en ataque, y sabiéndose colocar partido a partido mejor sobre la pista en ambos lados de la cancha, ganándose con ello cada vez más minutos, los cuales aprovecha cada vez de formás más perfecta.

En el pívot Albert Fontet ha sufrido varios altibajos a lo largo de la campaña, con bastantes más alegrías después de sus 3 primeros partidos de liga, siendo no obstante una pieza fundamental en este Levitec Huesca, aportando puntos, rebotes e intimidación, un auténtico coloso los días de mayor concentración donde a aparecido con mayor énfasis su rabia y sus ganas de llevar el equipo al triunfo, un jugador que ahora no necesita ser exprimido tantos minutos al tener un reserva de garantías, algo que a la postre se ve en su juego. Este hombre que le da descanso no es otro que Vashil Fernández, una pieza muy importante que da momentos de descanso al tarraconense y exhime de jugar como pívot a cualquiera de los dos “cuatros” del equipo, no viéndose con él afectado el nivel defensivo del equipo en el puesto de “cinco” ante pívots poderosos, aportando el jamaicano en ataque lo que sabe que es capaz de hacer, sacando su fuerza e intimidación en defensa, aspectos que no obstante seguirá mejorando conforme le tome el pulso a la categoría.

Las salidas

Cuatro han sido los hombres que han dejado el equipo en esta campaña. Matt Donlan y Matt O’Leary en ningún momento encontraron su sitio en el equipo, muy perdidos en ataque sin entender los sistemas, y con falta de intensidad en defensa, dos piezas que tardaron en salir del club, forzando a otros jugadores a disputar más minutos de los necesarios, lo que en ocasiones hacía bajar la intensidad en los finales de partido. Mladen Pavlovic por su parte, y para sorpresa de todos, dejó el equipo tras 5 partidos, después de haber llegado casi al ecuador de temporada, algo que dejó frío al club y a Guillermo Arenas, que no comprendieron esta actitud. Estos 3 jugadores a día de hoy continúan sin equipo.

No se puede decir lo mismo del cuarto jugador que dejó Levitec Huesca, aunque fue el primero en hacerlo, el ex capitán Jorge Lafuente, que en busca de minutos, los encontró en Alicante, en LEB Plata, y esta siendo una de las piezas más importantes de su equipo, estando una gran cantidad de tiempo sobre la pista, siempre como titular, siendo uno de los jugadores más utilizados, y conquistando además un MVP de la jornada en la categoría de bronce en una de las jornadas, con su defensa y rigor táctico por bandera en todos los partidos.

Dale a Me Gusta para estar informado de la última hora y de los contenidos de este medio

Suscríbete a nuestra Newsletter | ¡Es GRATIS!
Apúntate aquí para recibir las últimas noticias en tu correo cada mañana. ¡No te pierdas nada!
Puedes cancelarla en cualquier momento
Comentarios