Diario online deportivo
Sportevento PORTADA

Goleada para la historia en un partido para enmarcar

5
La SD Huesca conseguía la mayor goleada en Segunda División de su historia, en el mejor partido de la temporada y uno de los más completos en mucho tiempo.

Todo fueron buenas noticias el sábado en El Alcoraz. Tras la visita de otro equipo enrachado, el equipo azulgrana volvió a deleitar a su afición con no solo la victoria, sino que lo hizo firmando la mayor goleada de su historia en Segunda División. Hasta la fecha, la goleada por 4 goles a 1 frente al Rayo Vallecano en la temporada 2010/11 era el mejor registro en Segunda de una SD Huesca que marcó este sábado una nueva muesca en los anales de su historia.

Bar Álvaro

Ya quedarán para la historia los nombres de David Ferreiro, Gonzalo Melero y Borja Lázaro, autores de los goles de uno de los mejores y más completos partidos que se recuerdan por Camino Cocorón. Por la entidad del rival, por todo lo que había en juego, por el momento de dudas que podrían haber aparecido tras el partido de Cádiz; era imposible presagiar tal demostración de autoridad.

Lo del sábado tardará mucho tiempo en olvidarse. Como de un martillo pilón se tratase, el conjunto de Juan Antonio Anquela perforó hasta en cuatro ocasiones no solo la portería de un Real Oviedo totalmente superado, sino el corazón de sus fieles seguidores que le acompañaron. En unos sublimes 45 primeros minutos del conjunto oscense hay una sensación que resume perfectamente ese 3-0 que reflejaba el electrónico: lo mejor para el conjunto de Hierro era el resultado.

Fue el partido más completo, sin duda, de toda la temporada, donde todos los jugadores rallaron a un gran nivel, sin apenas conceder ocasiones al rival y dando en todo momento una sensación de tremenda autoridad. Posiblemente se esté tratando de un sueño, pero tras lo visto el sábado y demostrado por el equipo, parece demasiado obvio negar las evidencias: este Huesca es un equipo con mayúsculas. Y seguramente llegaran malos momentos, porque las temporadas son muy largas y la igualdad reinante es tremenda, pero desde la humildad, el trabajo y la ilusión, el equipo debe seguir creciendo. Sin presión, pero con responsabilidad y trabajo este Huesca debe seguir disfrutando.

El Alcoraz volvió a disfrutar como hacía mucho tiempo no lo hacía y en parte es lógico que la afición este ilusionada con un equipo que demostró sobre el campo que puede hacerle frente a cualquiera. Es momento para disfrutar, no pensar en mas allá y reenganchar a una afición que, tras lo visto el sábado, no tiene excusas para no acudir. El equipo ha puesto toda la carne en el asador; ahora es momento para que la afición de también ese salto de calidad. 

Comentarios