Diario online deportivo
Sportevento PORTADA

De emociones, ironías y bocas cerradas

5

De emociones, ironías y bocas cerradas, de eso viene hoy la historia tras el empate a uno en El Alcoraz.

huesca- zaragoza 78Lo dije en la transmisión de Cope Huesca y lo escribo aquí: el Huesca me emocionó. Ya me perdonaréis los puristas que pensáis que por tener otros colores declarados uno no es feliz cuando gana el Huesca y se entristece cuando pierde, pero soy así, que le voy a hacer. Y como el fútbol es lo más importante de todas las cosas que no tienen importancia, no me quita el hambre ni el sueño las victorias o derrotas de los equipos que apoyo, pero anoche me emocionó un Huesca solidario, sólido hasta la saciedad, generoso en el esfuerzo y valiente y noble como hace tiempo no recuerdo.

Confié en el Huesca desde mucho antes del arranque, cosa extraña porque he sido muy pesimista toda la temporada, y ya pediré perdón por ello cuando se acabe, porque a diferencia de otros que allá ellos, a mí me gusta ir a pecho descubierto: si me equivoco lo digo, no me duelen prendas.

Como decía, por más que el Zaragoza tuviera mejor plantilla a priori, una mayor necesidad y al parecer según algunos “sabios” se iba a llevar el partido fácilmente, el Huesca viene imparable, y pena que se acabe esto en dos jornadas porque ahora es un equipo al que nadie tumba y al que da gusto ver jugar.

Tras un tibio arranque de los locales, comenzó a sacudirse el dominio visitante poco a poco, y cuando mejor estaban las cosas llegaron los dos errores: el primero del colegiado por comerse una clara mano en la frontal del área visitante, y el segundo el de un Huesca que prefirió protestar que seguir una jugada que acabó en gol. Ambos errores imperdonables, pero el segundo se podría haber subsanado.

Machís se retiró cabreado tras su expulsión ante el Zaragoza | Foto: C.Pascual
Machís se retiró cabreado tras su expulsión ante el Zaragoza | Foto: C.Pascual

Tras 7 faltas consecutivas del rival, 5 de ellas en un intérvalo de menos de dos minutos, Darwin Machis pecó de ingenuo y se tuvo que ir al vestuario antes de tiempo: lástima que no se aplicara el mismo rasero para sancionar unas faltas que otras.

“Lo que me daba rabia en el descanso no era la actuación arbitral, sino que lo que había hecho el Huesca tenía premio cero, un gol en contra y un jugador menos”

Me sorprendió que en el arranque de la segunda parte el Zaragoza no dominara ni el partido, ni el balón ni a un equipo en inferioridad, y me supo a gloria ver como el Huesca, lejos de volverse loco, atacaba con ahínco y con cabeza sin la reacción del oponente.

Algún día alguien nos debería explicar qué tiene Samu Sáiz para irradiar al equipo y a la afición un subidón de adrenalina tan grande cuando sale o toca la pelota.

La sociedad con Mérida es Jamón de Teruel, una explosión de sabores y matices en el paladar futbolístico que se hace irresistible rechazarla.

Los futbolistas del Huesca celebran el tanto de Samu / Foto: C.Pascual
Los futbolistas del Huesca celebran el tanto de Samu / Foto: C.Pascual

Su gol pasará a la historia y además entrará en el bonito mundo de los golazos para no olvidar, pero incluso eso no fue lo mejor del partido a mi juicio.

Lo mejor fue el desgaste, el compromiso, la garra y el coraje de un equipo en inferioridad, doble en la jugada del gol, ante otro indolente, romo y frío de sentimientos en el campo, que no mereció el aliento de una afición zaragocista inagotable en los cánticos de ánimo.

Este mundo del fútbol no deja de sorprenderme, y lejos de ello hace que en cada partido aprenda nuevas cosas: por ejemplo no sé para que se juega once para once, cuando el gol lo mete solamente un jugador, como “retroceder para que el rival ataque y aprovechar los huecos que nos dejen para salir a la contra”, no significa echarse atrás, o que decir que el árbitro de un partido es un “impresentable” no significa criticar al estamento arbitral.

“Voy apuntando porque oigan, como me dice siempre mi madre, el saber no ocupa lugar”

Supongo que si han leído la prensa o escucharon el postpartido en directo, observarán que estoy siendo irónico, con una fina ironía fácil de detectar, aunque otros, con la etiqueta de periodistas no sepan aplicarla y mancharan la previa de un derbi con palabras soeces, de mal gusto y que no representan a nadie en la ciudad y provincia de Huesca, prueba de ello fueron las numerosas muestras de desacuerdo con algo que ya he olvidado afortunadamente.

huesca- zaragoza 43Y para concluir este soliloquio que espero no se le haya hecho eterno al lector, será mejor no ser oportunista, y pasar las facturas a quienes desde nuestros medios públicos siguen sin entender que ahora mismo, SD Huesca y Real Zaragoza comparten la misma categoría. Es cierto que en historia, memoria deportiva o masa social no se les puede comparar, pero algunos siguen empeñados que el Zaragoza juega la Recopa y no la Liga Adelante. Para ellos, una nueva cura de humildad y el hacer mutis por el foro en el día de hoy, sirve como muestra de que aunque no sepan apreciarlo o expresarlo, ambos equipos ocupan idéntica categoría, suerte que para el siguiente partido quedan pocas horas..

P.D.: un diez para todos los que fueron a El Alcoraz: los del Zaragoza por apoyar incansables a los suyos, y los del Huesca, por empujar, apoyar y alentar a su equipo sin descanso, con ese regustillo jocoso que empieza diciendo “que miedo me da…” Que perdure en el tiempo esa comunión, y no solo cuando un grande visita El Alcoraz.

[ad name=”Anuncio para Artículos”]

Comentarios