Diario online deportivo
Sportevento PORTADA

El stick de oro: Adrián Ubieto

0
El jugador de la cantera del Club Hielo Jaca se convirtió en uno de los mejores jugadores de su equipo en el enfrentamiento ante el CH Boadilla que se resolvió con victoria local por 12 a 1.

El CH Jaca se encontraba imbatible hasta entonces con tres victorias muy importantes ante sus máximos rivales. En esta jornada, el nuevo modelo de la Liga Nacional de Hockey Hielo traía a Jaca uno de los dos equipos que se estrenaban en la primera división española por lo que era más que previsible que el CH Boadilla se convirtiera en la próxima víctima. Y así fue. Los pupilos de Baldris y Ubieto solo necesitaron un periodo para marcar una diferencia de cinco goles, y aunque en el segundo los visitantes marcaron el gol de honor, el resultado finalizó con un claro 12-1.

Bar La Lola

Con 12 goles y un juego totalmente dominador, es complicado seleccionar qué jugador ha destacado por encima de cualquiera de sus compañeros. Daniel Lacasa marcó tres goles, Carlos Rivero firmó dos asistencias y Javier Luis colaboró con un gol y dos asistencias. También podría haber hablado de Gastón González quien consiguió dos asistencias y dos goles, uno de ellos de los más bonitos del partido al marcharse en velocidad de sus defensores y marcar solo ante el guardameta; o comentar el sobresaliente rendimiento de Chad O’Brien con dos goles y tres asistencias, convirtiéndose en el jugador con mayor valoración del encuentro.

Sin embargo, me he decantado por dedicar esta nueva sección de SPORTHUESCA.com en esta semana a un jugador cuyo trabajo fue incansable sobre la pista de hielo, en un partido donde su cabeza se convirtió en la máquina encargada de organizar todo el sistema, de que este funcionase bien, de engranar el juego para conseguir el fin último: el gol. Adrián Ubieto estuvo omnipresente en todo el partido, sólido en defensa y eficaz en los ataques consiguiendo participar hasta en tres goles.

El defensa jaqués consiguió su segundo gol de la temporada en el primer periodo cuando faltaban pocos segundos para que el árbitro señalara el camino a los vestuarios gracias a un fuerte disparo que impactó en el larguero y entró en la portería. El dominio local en la segunda parte sirvió para continuar con la goleada y Ubieto también quiso dejar su sello en el octavo y noveno gol (de Carbonell y de Lacasa respectivamente) con dos asistencias fantásticas.

Carpintería Senera
Comentarios