¡Somos Huesca, Somos Deporte!

El Alcoraz, blindado desde hace…. ¡7 meses!

La SD Huesca ha convertido su estadio en un sitio prácticamente indestructible donde los rivales no son capaces de sacar resultados positivos. Los azulgrana llevan desde febrero sin conocer la derrota al abrigo de su afición.

En el partido de presentación delante de la afición de la temporada 2017/18, el Huesca dio la talla y venció al Lorca FC. El conjunto de Curro Torres fue el último en sufrir los estragos de El Alcoraz, donde es verdaderamente complicado sacar un resultado positivo para el rival. Gracias a los goles de Melero y ‘Cucho’, los azulgrana siguieron con su buena racha como locales en un partido donde dejaron muy buenas sensaciones.

Bar Álvaro

El dato es claro: el Huesca no sabe lo que es perder en casa desde el 4 de febrero de 2017, cuando cayó derrotado por 2 goles a 3 en el derbi frente al Real Zaragoza. Un partido que estuvo marcado por el mal estado del césped por culpa de la lluvia y que los blanquillos consiguieron remontar un 2 a 1 inicial. A partir de ahí, el Huesca fue a más hasta llegar a la sexta plaza que le dio el derecho a disputar el ‘playoff’ a la Liga Santander.

Desde el 4 de febrero, la SD Huesca ha conseguido 6 victorias en El Alcoraz -incluida la última frente al Lorca- y 4 empates, de los cuales 3 de ellos fueron contra equipos que quedaron en ‘playoff’ (Getafe, Cádiz y Tenerife). Por otra parte hay que destacar que desde esa fecha señalada, los azulgrana han conseguido anotar un total de 13 goles a favor y tan sólo han encajado 5.

Es conveniente acordarse del empate frente al Tenerife (2-2), donde el Huesca empezó perdiendo por 0 goles a 2 pero que, gracias al empuje de El Alcoraz, fue capaz de empatar el partido para conseguir un punto vital; o de otras tablas conseguidas, cuando los de Anquela lograron empatarle al Getafe (2-2) en la ida de la semifinal del ‘playoff’ de ascenso en otro encuentro que también parecía perdido tras el 0-2 azulón.

Es evidente que la afición azulgrana es una marea que apoya a los suyos y lleva al equipo a hacer cosas que fuera de casa es más complicado de realizar. El final de la histórica temporada pasada dejó claro que El Alcoraz fue clave cuando el equipo más lo necesitaba y el aficionado acudió al campo para llevar en volandas a su equipo.

Los partidos frente a Cádiz, Tenerife, Lugo o Numancia, fueron la chispa que encendió la fantasía de un estadio con una ilusión rebosante. El próximo rival que intentará batir El Alcoraz será el Real Valladolid, el 6 de septiembre y en partido de Copa del Rey.

Dale a Me Gusta para estar informado de la última hora y de los contenidos de este medio

Suscríbete a nuestra Newsletter | ¡Es GRATIS!
Apúntate aquí para recibir las últimas noticias en tu correo cada mañana. ¡No te pierdas nada!
Puedes cancelarla en cualquier momento
Comentarios