¡Somos Huesca, Somos Deporte!

Dos regalos son demasiado

Derrota de la SD Huesca en Montilivi en un encuentro que los azulgrana vieron perdido en dos minutos. Sin embargo, una genialidad de Samu Sáiz justo antes del descanso daba esperanzas a los de Anquela para la segunda mitad, donde lograron llegar a imponarse en en el último tramo del encuentro. No obstante, la épica del empate no llegó y el Girona sentenció a la contra, terminando con un Huesca que ha vuelto a caer doce jornadas después.

Sergio Herrera (8)

Bar Álvaro

Valiente: Cometió el penalti que supuso el 2-0, viendo la cartulina amarilla, pero salvó al equipo de la sentencia mucho antes. Le ganó el duelo a Longo en un peligrosísimo 1 contra 1 en la segunda mitad y detuvo todo lo que le llegó por arriba. Demasiado castigo.

Akapo (6’5)

Impreciso: En un partido con ritmo y que tuvo fases de ida y vuelta, el lateral no cedió en defensa pero no logró imponerse en ataque. A pesar de sujetar con creces a su par, con balón no estuvo fino y el equipo lo echó de menos en la faceta ofensiva.

Iñigo López (6)

Superado: El propio Longo le ganó la partida en una de las primeras jugadas del choque. La velocidad es uno de los puntos débiles del riojano, quien sufrió ante las acometidas rojiblancas aun llegando a solventarlas. Con balón, puso en aprietos a algunos compañeros.

Carlos David (7)

Imponente: Fue un quebradero de cabeza para los atacantes locales. Se impuso a ellos en el juego aéreo y lograba detener las embestidas de los de Machín, incluso ayudó al equipo en salida de balón.

Soriano (5’5)

Nervioso: No fue uno de los días en los que César se mostró más seguro. Cada esférico que le llegaba no era capaz de dominarlo y jugarlo con claridad y perdió la batalla que se fraguó en su carril.

Aguilera (7)

Sólido: Consiguió que el equipo no desfalleciera en la medular ante un Girona tan fuerte y técnico en esa parcela. Por arriba compitió como el que más, dirigió con claridad y le permitió a Melero poder soltarse para dañar.

Melero (7’5)

Maduro: Fue creciendo con el paso de los minutos y entendió a la perfección lo que el partido exigía y su equipo requería. El centrocampista logró superar con balón, le atribuyó criterio al juego y consiguió hacerse fuerte en la mejor zona de los locales.

Samu Sáiz (8’5) | EL MEJOR

Jugón: Tuvo el día. Un futbolista con sus características necesita que la primera que toque le salga bien para, entonces, resultar imparable. En una de sus eléctricas conducciones, se marchó de dos rivales para mandarla a la escuadra y darle vida a los suyos. En la segunda, siguió zafándose de su par y comandó las llegadas más peligrosas de los azulgrana.

Alexander (5’5)

Espeso: El venezolano parece que no termina de sentirse cómodo. No resulta una ayuda con el esférico y no logra conjugarse como debería con los movimientos que trazan sus compañeros en ataque.

Ferreiro (6’5)

Correcto: Una de sus actuaciones más regulares a la par que interesantes. El gallego siempre le aportó dinamismo al juego y fue el mejor socio posible tanto para Samu como para la pareja de mediocentros, pero la banda derecha no terminó de funcionar cuando pasó a ese carril.

Vinícius (6)

Insuficiente: Es imposible que el brasileño pueda hacer superior al Huesca en campo rival. Sus cualidades con balón son indiscutibles pero ni él ni el equipo se sienten cómodos en contextos como estos.

Los cambios

Borja Lázaro (7)

Luchador: Todo lo contrario a lo que es su compañero en la delantera. Su presencia en los minutos que estuvo sobre el verde le permitieron a los suyos inquietar a la zaga rojiblanca y que un Samu enchufado siguiese desequilibrando e intentando lograr la igualada.

Vadillo (5)

Desconcertado: ‘No sabe, no contesta’. Así se encuentra un Vadillo irreconocible sobre el verde. Desde la lesión no ha vuelto a ser el mismo, Anquela no parece contento con su rendimiento y el gaditano, a pesar de que se muestra voluntarioso, se siente incómodo.

Sastre (s.c.)

Continuista: Le dio al equipo lo que necesitaba en los últimos instantes: fluidez. Le sirvió al Huesca para poder trenzar y no perder ritmo al final aunque no se tradujo en claras ocasiones.

NOTA GLOBAL: 6’6

Dale a Me Gusta para estar informado de la última hora y de los contenidos de este medio

Suscríbete a nuestra Newsletter | ¡Es GRATIS!
Apúntate aquí para recibir las últimas noticias en tu correo cada mañana. ¡No te pierdas nada!
Puedes cancelarla en cualquier momento
Comentarios