¡Somos Huesca, Somos Deporte!

Desconcertados, superados y apelando al orgullo

La SD Huesca rescató un punto ante un CD Tenerife que supo jugar con inteligencia en una primera parte que su superioridad en el centro del campo fue abismal. Su falta de acierto le privó de un resultado más abultado ante un conjunto un azulgrana irreconocible y superado. El paso por vestuarios cambió el panorama y el equipo oscense, a base de orgullo y mucho más sentido a su juego, empujó hasta encontrar un premio importante ante un trencilla puntilloso que se cebó siempre con el mismo equipo.

Queco Piña (3)

Bar Álvaro

Desafortunado: La verdad que su arranque no pudo ser más desafortunado en una jugada que quiso intuir el pase y regaló todo el arco para que el rival aprovechara a placer. Varias indecisiones en las salidas pudieron resultar fatales. Eso sí, en la segunda parte estuvo mucho mejor y apenas sufrió.

Akapo (5,5)

Apagado: Un poco en la línea de los últimos partidos, donde le está costando más ser ese lateral con desborde y mucho recorrido. Lo cierto es que ganas no le faltan, pero ha perdido algo de chispa, como si tuviera un freno echado que se lo impidiera. Es fundamental recuperar su agresividad en banda.

Iñigo López (4)

Superado: Una primera parte para analizar, y muy a fondo, la de la los zagueros azulgrana que una y otra vez se han visto superados por la ida y venida de un Choco Lozano que los volvió locos. El tener la línea tan adelantada le perjudica notablemente en sus prestaciones.

Carlos David (4)

Irreconocible: Durante gran parte de la primera parte cometió errores inusuales en él. Desbordado, aturdido y achicando agua como podía, pasó gran parte de la primera parte. En la segunda todo se serenó y apenas concedió opciones a sus rivales.

Brezancic (6,5)

Atrevido: Una de las notas positivas que dejó el partido de la SD Huesca: la gran aportación tanto en defensa como en ataque de Rajko. Y la verdad que no solo tuvo mucha profundidad sino que además sus centros fueron muy intencionados.

Sastre (3)

Lesionado: Acabó lesionado en una primera parte que dejó al descubierto todas sus debilidades. Su larga inactividad le está perjudicando y no acaba de encontrar ni su juego ni el ritmo para sumar en esta recta final de temporada.

Melero (6)

Exigido: Pierde muchos enteros cuando debe ser el pivote en el cual se sustente el equipo, máxime cuando su trabajo no se ve compensado con recuperaciones. En la segunda mitad adelantó líneas y allí sí fue el Gonzalo que conocemos: poderoso en la llegada e importante en el empuje del equipo.

Alexander (5,5)

Trabajador: Una cosa no se le podrá reprochar a Alexander: su trabajo. Es cierto que su juego en banda limita un tanto las incorporaciones de Akapo, quien sin embargo siempre tiene una ayuda cuando la necesita por parte del venezolano. Al final acabó de lateral, un puesto al que se adapta perfectamente.

Samu Sáiz (6)

Vigilado: Está claro que a Samu todos le temen y por ello extreman su vigilancia, lo que le obliga en ocasiones a caer en la trampa de ir a recibir en posiciones poco ventajosas. Aún así, siempre va, nunca se esconde y exhibe carácter y personalidad en todas las situaciones. Materializó el penalti de la igualada.

Ferreiro (6)

Todoterreno: Es la viva imagen de lo que Anquela le reclama -por el tiempo que le conocemos- a un futbolista. Es trabajador, nunca rechista, siempre ataja las decisiones y, además, en días de poca inspiración, lo da todo por el equipo.

Vinicius (4)

Ausente: Debe de dar mucho más de lo que hoy ofreció sobre el terreno de juego. Está claro tiene unas condiciones innatas y calidad, pero si a ello no le pone algo de agresividad y carácter cuando las cosas no funcionan como quiere, tendrá difícil contar con los minutos que tanto él como el equipo necesitan del ariete brasileño.

Los cambios

David López (7)

Pausado: David entendió lo que el partido pedía y lo ejecutó a la perfección, dando al equipo el poso, ritmo y la pausa necesarias para enderezar el rumbo. Actuaciones como ésta le abren de par en par su regreso a la titularidad.

Borja Lázaro (8,5) | EL MEJOR

Omnipresente: Esta es la actitud que a buen seguro le encanta a Anquela de los cambios. Con mucho carácter, fe y orgullo, arrastró a un equipo a creer en lo imposible mediante un gol y la provocación de un penalti. Su injusta segunda amarilla -por acciones similares que no tuvieron semejante castigo- le privó de haber puesto el sello a una gran actuación personal. No estará en el siguiente partido.

Vadillo (6,5)

Implicado: Mucho se está hablando de Álvaro a lo largo de estas semanas. Su actuación empezó por ser inteligente y muy en la línea que tanto al equipo como a él le harán crecer. Es un futbolista fundamental que debe entender que sin esfuerzo y trabajo las cosas rara vez suceden. Calidad tiene, cariño del público y una confianza ciega de un entrenador que, a gritos, le pide que regrese por el buen camino.

NOTA GLOBAL: 5,4

Dale a Me Gusta para estar informado de la última hora y de los contenidos de este medio

Suscríbete a nuestra Newsletter | ¡Es GRATIS!
Apúntate aquí para recibir las últimas noticias en tu correo cada mañana. ¡No te pierdas nada!
Puedes cancelarla en cualquier momento
Comentarios