¡Somos Huesca, Somos Deporte!
Gobierno Aragón – Uso racional de los medicamentos

CB Clavijo – Levitec Huesca: mirar para arriba o para abajo

Mucha liga por delante todavía quedando casi 2/3 de la misma, pero llega un partido que puede decidir hacia dónde tiene que mirar el equipo de Guillermo Arenas, dado que conjunto oscense se enfrenta a CB Clavijo, club que marca el descenso deportivo, a quien podría distanciar en 3 partidos en caso de victoria, o acercar a 1 el descenso directo a LEB Plata si el resultado no es satisfactorio para los peñistas.

Salida a una de las pistas de grato recuerdo la pasada campaña para el equipo oscense, y es que fue en Logroño donde se empezó a fraguar la sufrida salvación del curso anterior. El domingo 10 de diciembre a partir de las 12:00 horas, el local CB Clavijo recibirá a Levitec Huesca en el Palacio de los Deportes de La Rioja, aunque esta vez con un equipo con menos presión, aunque marcando como muy importante un choque que puede fijar el devenir de los alto aragoneses, dado que los riojanos marcan el descenso con 3 victorias y 9 derrotas, ante las 5 victorias y 7 derrotas de los de Guillermo Arenas, que tras el partido verán si su mirada se pone en el descenso o en el sueño de entrar en playoffs, un enfrentamiento en el que podría gozar de sus primeros minutos como verdiblanco la última adquisición peñista Mladen Pavlovic.

KIA Automotor Huesca – Seccion CB Peñas

Con Jenaro Díaz al frente del banquillo, CB Clavijo pudo a última hora ser parte de esta LEB Oro después de descender deportivamente el pasado curso, aunque el gran trabajo en los despachos les permitió conservar su plaza en la segunda categoría del baloncesto español, eso si, pagando el precio de realizar un proyecto totalmente nuevo, en el que solamente 1 jugador continúa de la pasada campaña, el veterano Carles Bravo, el cual se encuentra en proceso de recuperación tras ser operado de menisco a principios de noviembre. Los mandos del equipo en el puesto de base requieren sobre Erik Quintela, un buen director que tras su último buen año en LEB Plata ha dado el salto, para demostrar sobretodo lo gran defensor que es, un jugador pequeño y pegajoso de rápidas manos con descaro en ataque. El guineano Félix Balamou releva y comparte minutos con su compañero, un jugador muy físico y potente de piernas que le permiten realizar buenos desplazamientos así como jugar por encima del aro, sumando a ello intensidad defensiva con la que consigue robar balones, un hombre que se siente más cómodo con las penetraciones que con el lanzamiento exterior.

Por fuera buen caudal de puntos viene de las manos de Tre Coggins, un polivalente escolta americano que anota puntos de todos los colores con una rápida mecánica de tiro, tanto desde el triple, donde muestra más de un 40% de acierto, como con lanzamientos en suspensión de media distancia o elásticas penetraciones, todo un peligro ofensivo difícil de detener con un carácter muy competitivo. El canterano del Baskonia Carlos Martínez tras su debut en LEB Oro el pasado curso donde no llegaba a los 10 minutos por choque, ha visto como con la lesión de Carles Bravo su tiempo en pista se ha visto incrementado, fruto de su trabajo, un jugador inteligente con el balón con gran visión de juego, con buenas dotes defensivas y con un físico que le permite ayudar en el rebote, no caracterizándose por ser un anotador, sumando muchos intangibles. Juan Cabot, con la ausencia de Carles Bravo aporta la veteranía en la categoría, a pesar de ser esta su tercera temporada, un alero fuerte con 2,02m, muy físico, algo que le permite ser un buen defensor, aportar rebote y desplegar un juego de ataque polivalente que le permite levantarse con confianza desde el triple o desde media distancia, además de poder entrar a canasta con potencia. El jamaicano Jabs Newby cierra el juego exterior, un jugador llegado hace 3 partidos para paliar la baja de Kevin Olekaibe que estaba llamado a ser clave en los esquemas de Jenaro Díaz, un hombre que todavía se encuentra en proceso de adaptación, que se caracteriza por un juego muy físico a pesar de sus 1,88m de estatura, destacando su potencia, su buen ataque de 1 contra 1, su lanzamiento desde lejos y su intensidad defensiva.

En el interior el americano Evan Yates marca las diferencias a pesar de sus escasos 1,98m de altura, algo que compensa con su fuerza y corpulencia, siendo muy inteligente para posicionarse en el rebote y cerrar el mismo, sumando puntos desde cerca del aro con buenos movimientos de pies o con certeros lanzamientos de media distancia desde donde posee buena mano, siendo también muy físico en defensa. El sueco William Gutenius interpreta el papel de ala-pívot abierto, aunque es capaz de ocupar puestos de alero si el partido lo requiere donde saca ventajas de sus 2,05m de altura, un jugador con un buen lanzamiento de 3 puntos que es capaz de jugar de cara ante sus rivales gracias a un buen primer paso hacia canasta. El pívot holandes cedido por el Joventut de ACB Terrence Bieshaar es con sus 2,08m la torre del equipo, está disputando su segunda campaña completa en LEB Oro, un hombre en busca de minutos y crecimiento, que suma intimidación, rebote y una anotación que puede llegar desde cerca del aro teniendo la capacidad de poder elevarse desde el triple. Cierra el interior el camerunés Adala Moto, un jugador pequeño con sus 1,98m para jugar en la pintura, que palía la escasez de altura con un físico atlético y mucha fuerza, siendo un buen anotador que aprovecha muy bien su velocidad además de poderse levantar desde la distancia, que suma un buen número de rebotes gracias a su lucha y energía constante, siendo capaz de defender a ala-pívots o aleros.

Un equipo muy físico es el que se encontrará delante Levitec Huesca, que pone mucha intensidad en defensa con el fin de ahogar a sus rivales, con un juego veloz en ataque con el que esconde la falta de centímetros, un factor que habrá que explotar, además de una mayor experiencia oscense ante un CB Clavijo al que puede poner nervioso la clasificación actual en LEB Oro donde ocupan el penúltimo puesto después de 3 derrotas consecutivas.

Tres nombres

El faro: Evan Yates

Solvente a pesar de ser un pívot de 1,98m, un interior que ha retornado 3 años después a las competiciones FEB que ya conocía, aunque la primera vez en LEB Oro, donde está demostrando que es posible rozar el doble-doble a pesar de la ausencia de centímetros, siendo el 7º máximo reboteador de la categoría, y superando la decena de puntos de media, firmando 11,7 tantos y 7,1 rechaces por partido, usando con mucha inteligencia su corpulencia cerca del aro, con una gran movilidad en ataque, pudiendo jugar de espaldas saliendo por ambos lados lo que le convierte en impredecible, sabiendo proteger sus tiros, con un buen juego de pick&roll, que tiene no obstante su talón de aquiles en el tiro libre donde tiene un 50% de acierto.

El termómetro: Tre Coggins

El máximo anotador del equipo con 12,1 puntos a los que suma 3,6 rebotes, con un buen lanzamiento de 3 puntos donde refleja un 40,3% de acierto, lanzando por igual desde el triple y de 2 puntos, con una buena elevación en el tiro. Este escolta que también puede jugar de base es todo un mete puntos muy difícil de parar si está en racha, por algo fue el máximo anotador de su conferencia en la NCAA antes de que le llegara esta primera experiencia profesional. Buen manejo de balón, rápidos movimientos y una gran suspensión, hace muy difícil su defensa, no obstante parar a este jugador es clave para que se desvanezca la posibilidad de victoria del equipo riojano, ante la ausencia de anotadores puros.

El tapado: Juan Cabot

Un jugador en principio lineal, pero que puede destaparse como anotador si tiene el día, como ya demostró el pasado curso con actuaciones memorables llevando el peso anotador yéndose incluso por encima de los 20 puntos. Un invitado inesperado que puede hacer cambiar el rumbo del partido de forma silenciosa, dado que es capaz de sumar puntos desde todas las posiciones, posteando, a través del 1 contra 1 o con tiros liberados incluyendo el triple que es un arma principal para él que puede explotar más si cabe si está acertado, añadiendo su rebote, el cual ha hecho daño en los últimos partidos al equipo oscense.

Las claves

El hambre de victoria es fundamental, junto con el deseo de querer luchar por algo bonito como son los playoffs, dejando muy atrás momentáneamente los fantasmas del descenso, a pesar de que el objetivo principal del club sea la salvación, contra un CB Clavijo que es el segundo que más puntos recibe de toda la LEB Oro, algo que puede permitir una mayor fluidez de ataque a los de Guillermo Arenas, lo que les genere una mayor confianza.

Aprovechar los centímetros y la experiencia, ante un equipo donde 2 de sus 4 jugadores interiores no llegan a los 2 metros de altura, sacando partido de los 2,13m de Albert Fontet de forma positiva, al igual que obtener provecho de la experiencia de un Kevin Van Wijk que es clave para los peñistas, ya no solo en la consecución de puntos cerca del aro, sino también buscando ganar un rebote que en los 3 últimos choques se ha perdido de forma abismal, factor que ha sido clave en las derrotas, y que solo se pudo compensar en la última victoria con un acierto de tiro espectacular.

Apretar en defensa a nivel general, pero sobretodo a Erik Quintela, único base puro del equipo, para que salga a relucir un juego anárquico que en la mayoría de ocasiones no es fructífero para ningún equipo, aunque en el caso de los riojanos posea jugadores con gran capacidad de crear sus propios tiros y jugar el 1×1.

Trenzar un juego de ataque vivo y generoso que dificulte la defensa física del rival y acerque a Levitec Huesca a una segunda victoria consecutiva que haga pensar en cotas más altas en la presente temporada.

Dale a Me Gusta para estar informado de la última hora y de los contenidos de este medio

Suscríbete a nuestra Newsletter | ¡Es GRATIS!
Apúntate aquí para recibir las últimas noticias en tu correo cada mañana. ¡No te pierdas nada!
Puedes cancelarla en cualquier momento
Comentarios