¡Somos Huesca, Somos Deporte!
Sportevento 2018

Casta, orgullo y una buena dosis de complicidad

Banner COPE Top Post SDH
A la novena llegó la vencida. Y si no fuera poco botín, además con remontada incluida. En un partido marcado en rojo, el equipo de Rubi salió con una modificación en su esquema y tuvo un brío diferente. Si bien es cierto el partido no estuvo controlado en plenitud, el equipo oscense fue más veloz e incisivo que partidos anteriores. El gol en contra despertó al colectivo y a un público que se entregó al empuje de sus jugadores. Victoria vital que permite romper una dinámica nefasta para seguir en una pelea que se anhelaba volver a saborear.

Remiro (6)

Bar Álvaro

Confiado: Si bien es cierto volvió a dar seguridad con su juego de pies, la excesiva confianza en el juego aéreo le jugó alguna mala pasada. A pesar de ello estuvo acertado bajo palos, sobre todo en unas primeras aproximaciones peligrosas del rival.

Alexander (5,5)

Inocente: Es cierto es un penalti muy discutido, pero comete un error algo infantil al meter esa pierna por medio ante un jugador que se perfilaba hacia fuera. En general ha perdido algo de frescura en ataque, aunque el trabajo defensivo ha sido muy correcto.

Pulido (7,5)

Baluarte: Al igual que en encuentros anteriores su partido fue de gran nivel. Impecable en el corte, anticipando como en él es habitual y dotando de mucha seguridad a todas sus acciones.

Jair (7)

Ordenado: Es verdad que le falta un punto de finura en jugadas donde le obligan a salir de sitio y el filial azulgrana hizo algo de daño en las internadas entre centrales, pero su partido estuvo más en la línea de lo que ha sido su juego durante la temporada. Fuerte en el juego aéreo y potente en las disputas.

Brežančić (7)

Recuperado: Había dudas acerca de su recuperación, pero quedaron casi todas disipadas. Está en el mejor momento de la temporada y se nota la seguridad que transmite su presencia. Sin apenas ningún fallo de concentración, aportó seguridad y profundidad en una banda extremadamente larga y despoblada.

Melero (6,5)

Dinámico: Pese a que le falta un puntito de frescura, hoy la posición mas retrasada le ha permitido tener algo más de oxígeno y lo que hace una semana eran alarmas, hoy han parecido disiparse, además recuperó su llegada, para muestra el gol. Tranquilidad, ritmo y confianza, esas parecen las claves para volver a disfrutar de un jugador extraordinario.

Sastre (7)

Eficaz: Silencioso, preciso y con mucha personalidad. Esas tres pautas que tan bien  ejecuta el medio azulgrana y que tan buen resultado tienen en este equipo. Con la regularidad que siempre le caracteriza ha pausado momentos de agobio y ha sido siempre una vía de desahogo para el juego del equipo.

Ferreiro (8,5)

Fundamental: Es el jugador ejemplar, ordenado y determinante que todo entrenador quiere tener. Desde una modestia inusual, su trabajo dentro del terreno de juego es oro puro para el equipo. Encara, asiste, desequilibra, y todo ello apoyado en un trabajo por y para el equipo digno de admirar. A día de hoy se antoja imprescindible.

Moi Gómez (6,5)

Interior: Es cierto que ha sorprendido su pronunciada tendencia a meterse hacia dentro, dejando toda la banda para Brezancic cuando el equipo poseía el balón, cosa que en muchas fases perjudicaba. Se ha echado en falta algo de continuidad porque cuando asoma el equipo lo agradece; eso sí, parece que tiene un punto físico que al equipo le viene bien.

‘Chimy’ Ávila (9) | EL MEJOR

Ciclón: Es tal el derroche físico que incluso su desproporcionada falta que acarrea suspensión en forma de quinta amarilla es perdonable. Sin ese ímpetu no sería él. Y así, tiene cautivado a El Alcoraz. Caundo el equipo más lo necesitaba, sacó su garra, su enorme calidad y se echó a toda una provincia a la espalda. Se le quiere, pero pronto se le puede empezar a idolatrar.

‘Cucho’ (5,5)

Apagado: Quizás sea uno de los últimos partidos donde más apático le hemos visto. Es verdad que en la primera parte consiguió desbordar alguna ocasión por su banda, pero necesita tranquilizarse y volver a recuperar ese gen competitivo y ambicioso de antaño. Su segunda irrupción puede venirle de perlas al equipo.

Los cambios

Luso (6)

Equilibrado: Es un jugador que siempre cumple y además de una manera ordenada y muy resolutiva. Ya sea de pivote, algo más acostado al interior, o en un rol más adelantado. Su fortaleza física ha potenciado un mediocampo que apenas ha sufrido tras su salida.

Vadillo (6)

Motivado: Apenas cuatro días y parece hayamos visto dos jugadores diferentes en la figura del gaditano. Sin la pereza mostrada el jueves y con esa desafiante zancada que tan buenas sensaciones deja cuando la muestra, sus minutos aportaron lo que se esperan de un jugador de su nivel y de un partido tan importante como era.

Camacho (s.c.)

Astuto: Apenas ha tocado un balón y ha sacado petróleo en forma de falta y su correspondiente tiempo arañado. Eso te lo da Juanjo, y Rubi, conocedor de ello, apostó por el eterno capitán.

NOTA GLOBAL: 6,7

Dale a Me Gusta para estar informado de la última hora y de los contenidos de este medio

Suscríbete a nuestra Newsletter | ¡Es GRATIS!
Apúntate aquí para recibir las últimas noticias en tu correo cada mañana. ¡No te pierdas nada!
Puedes cancelarla en cualquier momento
Comentarios