¡Somos Huesca, Somos Deporte!

Análisis del Numancia 3-2 Huesca: clase y ansiedad en la medular

El centro del campo azulgrana sufrió un vacío legal que impulsó a los numantinos a dictar una resolución que terminaría vista para sentencia.
Darwin Machís fue el mayor objeto de falta en Los Pajaritos | Foto: lfp.es
Darwin Machís fue el mayor objeto de falta en Los Pajaritos | Foto: lfp.es

Ante el Numancia, la SD Huesca realizó el mejor partido de la era Anquela reforzado por la titularidad de Samuel Sáiz, la primera con el jienense. El rubio “cambió” de posición cuando el conjunto oscense modificó su esquema al cumplirse los primeros 25 minutos. Del 4-4-2 inicial, en el que el madrileño se situaba junto a Mikel Arruabarrena cuando los rojillos tenían el balón y se retrasaba ligeramente cuando eran los de Anquela quienes lo poseían, actuando como segundo punta, al 4-2-3-1 que se estableció sobre el césped de Los Pajaritos desde ese minuto y hasta la expulsión de Íñigo López, y en el que Samu fue mediapunta. El once azulgrana fue el siguiente: Whalley; Nagore, Íñigo López, Carlos David, Christian; Alexander, Bambock, Mérida, Machís; Arruabarrena, Samu Sáiz.

Bar Álvaro

Cinco minutos antes de que se pasara de un sistema a otro, Machís y Alexander se intercambiaron el costado, yéndose el primero a la derecha y el segundo a la izquierda. El Huesca funcionó muy bien y jugó, que no es fácil. Los venezolanos, más rápidos que sus laterales rivales, se imponían por velocidad a su par y salvaban el emparejamiento sin necesidad de ayuda mientras Fran Mérida y Samu Sáiz jugaban a encontrarse por raso. Cuando mejor estaba la SD Huesca y más cerca de conseguir el objetivo -el gol- se hallaba, más prisa tenía y, por tanto, más se entorpecía a sí misma en lugar de pensar antes de decidir para tomar la mejor decisión. Contra la propia ansiedad.

En el último cuarto de hora de la primera mitad el cuadro altoaragonés se comía un pase de dos que debía dar. Y la precipitación se tornó en su contra, cuando a balón parado los locales se adelantaron en su primer remate a puerta. Sin embargo, Samu emulaba a Luka Modric superando con cambios de ritmo en conducción como hiciera el croata en el Clásico del Camp Nou y su acción, sombrero previo incluido, propició la igualada. Clase. A vestuarios se marchó un Huesca que no comprendía el haber encajado y que instantes antes vio como Machís y Alexander regresaban a su banda de origen.

Pasó lo justo y necesario en lo que ha complejidad se refiere para los de Anquela, quienes encontrarían la dificultad al volver a pisar el verde. A Julio Álvarez no le hizo falta ‘vestirse’ de nadie para hacer lo que hizo ni ponerla donde la puso y tres minutos son margen de error suficiente para el jienense, quien introdujo el primer cambio en el 63′, cuando Tyronne sustituyó a Alexander. El grancanario pasó a la izquierda haciendo que Machís se fuera, de nuevo, a la derecha. Que Tyronne juegue en el costado izquierdo es como tomarse un helado en invierno o un caldo en verano; no tiene gracia ninguna. Quedó limitado, como en otras ocasiones ya se ha comentado.

Mérida y Samu, desubicados

A partir de ese momento, con un marcador adverso con el que el Numancia se encontró buscándolo poco o menos, en el Huesca aparecieron grietas que terminaron por convertirse en fisuras. Y, eso, lo provocaron los mejores. Fran Mérida, quien había actuado en el perfil izquierdo del doble pivote, se alternó con Bambock y cayó demasiado a la banda izquierda, llegando a estar más cerca de la línea de cal que del franco-camerunés, su pareja. Lo mismo le ocurrió a Samu Sáiz, pero en un movimiento vertical en lugar del horizontal del catalán. El ’14’ se quedó demasiado descolgado hacia la portería contraria en lugar de mantenerse entre la pareja de mediocentros rival. Ahí el Huesca ya se había acelerado en exceso. El contexto se tornó un tanto anárquico, causando desorden y promoviendo al equilibrio del conjunto numantino, cuya capacidad de estar mejor plantado en el terreno de juego crecía. El centro del campo azulgrana quedó prácticamente huérfano.

La expulsión de Íñigo López no hizo más que refrendar la inercia futbolística vil que se vuelve en contra de quienes peor se encuentran en favor de quienes más cómodos y mejor están aunque no lo merezcan. Ni la visión de juego de Mérida y Samu, quienes condujeron el empate, servía. Con un futbolista menos, el Huesca se situó en un 4-4-1, con Bambock en la zaga -con Carlos David- y Samuel en el pivote -con Mérida-, quedando arriba Arruabarrena y flanqueado por Tyronne y Machís. Desde entonces, el Numancia tuvo mucho más balón que los azulgranas y podía mantenerlo en terreno visitante ante un Huesca replegado que jugaba a que pasara el tiempo, encontrándose “satisfecho” con las tablas. Permitido, por supuesto. Su míster también lo veía así, pues metió a Morillas por el delantero vasco (75′): Bambock regresó al centro del campo, Samu pasó a la derecha y Machís quedó en punta.

Ese guión solamente lo podía cambiar un gol, un tanto que llegara por el lado local. Y como cayó -reapareció el gen ‘perdedor’-, Anquela metió a su tercer y último hombre. Luis Fernández entró en lugar de Carlos David (80′) en lo que resultó la sustitución inversa a la que se llevó a cabo cinco minutos antes, también para lograr la respuesta contraria. El Huesca terminó en un 3-3-3, cerrando atrás con Nagore, Christian y Morillas, con Bambock, Mérida y Samu en el centro del campo y con Machís, Luis Fernández y Tyronne arriba. Los diez que quedaron en el césped terminaron sufriendo un castigo demasiado severo y, a mi parecer, injusto.

Anquela tiene las mismas probabilidades de ser destituido que de que caiga un meteorito en la misma capital del Alto Aragón, pero si lo acaba siendo no será por el encuentro del domingo. La SD Huesca ha de obviar el resultado y quedarse con unas sensaciones cuyo sustento pasa por mantener a Samu Sáiz en la titularidad. Y si se prima a los centrocampistas y al fútbol por delante de la velocidad y los goles -por incoherente que parezca-, el Huesca se mantendrá en Segunda.

[ad name=”Anuncio para Artículos”]

Dale a Me Gusta para estar informado de la última hora y de los contenidos de este medio

Suscríbete a nuestra Newsletter | ¡Es GRATIS!
Apúntate aquí para recibir las últimas noticias en tu correo cada mañana. ¡No te pierdas nada!
Puedes cancelarla en cualquier momento
Comentarios