Diario online deportivo
Sportevento PORTADA

Ambiciosos y con la sensación de que van muy en serio

0
La SD Huesca ha logrado un meritorio empate en El Molinón en un partido que tuvo que remontar y en el cual sufrió y mucho ante el empuje local, sobre todo en la primera parte. El gol en contra pareció doler al conjunto de Rubi que poco a poco creció, hasta adueñarse completamente del partido ante un Sporting que acabó pidiendo la hora. Buen punto y buenas sensaciones en una semana de tremenda exigencia, donde los azulgrana han dejado claro que van muy en serio.

Remiro (7)

Desquitado: A pesar del fallo en el gol sportinguista, donde un mal paso le condena, el resto del partido estuvo en su línea ascendente de toda la temporada, dando un día más mucha sensación de seguridad, y no solo eso: salvando al equipo con varias intervenciones de mucho mérito.

Alexander (6)

Físico: Es verdad que sus últimos 20 minutos han sido muy buenos, sobre todo cuando su físico ha sobresalido del resto y su pesadilla (Rubén García) ha desaparecido. En la primera parte se le vio superado y muy precipitado con errores sencillos en la salida e inicio de jugada.

Pulido (6,5)

Posicionado: Entiende como nadie ese juego de posición y anticipación. En la primera parte quizás el equipo ha echado en falta algo más de atrevimiento en la salida a la presión, pero la velocidad en los movimientos de los atacantes rivales frenaban y mucho. En la segunda ha crecido al son del equipo y ha acabado muy cómodo.

Jair (8)

Titánico: Es un gusto verle morder defensivamente cuando el equipo sufre. Su enorme potencia y rapidez han sido claves cuando el equipo más padecía. En un partido muy serio por su parte, verle apoderarse de todo lo que venía por arriba es un gusto y una seguridad.

Akapo (7,5)

Entregado: Está claro su inicio de temporada está siendo muy bueno. Adaptado al perfil que se le necesite, no solo es un hueso duro de roer defensivamente, sino que en ataque siempre ofrece una salida. Al final acabó prácticamente de extremo.

Aguilera (7,5)

Crecido: Cuando Juan ha empezado a aparecer, a robar, a distribuir y a recibir faltas, el Huesca se ha venido arriba. Cuanto agradece el equipo la seguridad de su armero medular. En la primera parte le tocó correr demasiado ante la movilidad entre lineas del conjunto rival.

Sastre (5,5)

Saturado: Era el único jugador de la línea medular que había jugado los 180 minutos esta semana y lo ha notado. Más lento que de costumbre, el fuerte ritmo de la primera mitad ha hecho mella en él y Rubi con buen criterio lo ha terminado sustituyendo.

Melero (8)

Pichichi: Sus galones empiezan a ser infinitos. Los 6 tantos en 10 partidos son para quitarse el sombrero. Cuando el madrileño aparece, el juego parece coger otro ritmo y otro sentido. Es la canalización perfecta de un equipo que tiene visos de crecimiento progresivo.

Gallar (6,5)

Entregado: En una primera parte donde se le vio demasiado intermitente, alternando grandes destellos con ratos desaparecido, dio paso a una segunda donde su juego entre lineas parecía ser canela en rama para el equipo. Acabó contrariado y extenuado, síntomas de que el futbolista es ambicioso y está con muchas ganas de demostrarlo.

Vadillo (8,5) | EL MEJOR

Sobrado: Cuando juega como debe y arriesga donde debe es un futbolista descaradamente bueno. Tras una decepcionante y vaga primera parte donde equivocaba el cómo y el dónde, se despachó a gusto con una segunda vitalmente antológica. Desde el gol en contra se echó el equipo a las espaldas y solo una magnífica mano de Mariño evitó catapultara al equipo en un precioso templo.

‘Cucho’ (7,5)

Orgulloso: Ya no solo es su calidad sino su entrega la que le hacen un jugador vital. Todo lo pelea, por arriba, por abajo, con ventaja, sin ella: una delicia. En la segunda parte además se movió entre líneas encontrando los pocos resquicios que le dejaron dos centrales excelentes. ‘Cucho’ es el estilete perfecto a un gran bloque.

Los cambios

‘Chimy’ Ávila (5)

Desubicado: Nada más salir el equipo empató, lo que quizás trastocó algo los planes de un Rubi que seguramente lo prefería algo más adelantado. Le cuesta posicionarse, es una de sus tareas a mejorar, ya que se le ve algo desubicado tácticamente y no es la primera vez. Puso entrega y pasión pero quizás a un ritmo excesivamente acelerado.

Ferreiro (s.c)

Refresco: Salió para dar aire y apoyo al equipo en los minutos finales. Su habilidad para asociarse y guardar pelotas le vinieron genial al equipo que acabó penetrando por una banda derecha por la cual se sufrió durante más de medio partido.

Luso (s.c)

Seguro: Con su salida Rubi intentó dar aire al equipo y físico, en vistas que el rival andaba bastante falto de ambas cosas. Es cierto apenas tuvo minutos para lucirse, pero el técnico le considera importante. Es por ello que debe seguir trabajando en esta línea.

NOTA GLOBAL: 6,4

Elige al mejor jugador de la SD Huesca ante el Sporting

Cargando ... Cargando ...

Comentarios