¡Somos Huesca, Somos Deporte!

A lomos de un descarado justiciero

Un comienzo protagonizado por el dominio del filial blaugrana y su enorme calidad, dio paso a un asentamiento del equipo oscense que cocinó el triunfo a fuego lento. Iniciada la segunda parte, y a caballo de un huracán de solo 18 años, el Huesca desarboló a un equipo que sólo pudo aguantar el temporal. Aupados en una primera posición provisional histórica, el conjunto de Rubi cada día muestra un récord más.

Remiro (8)

Bar Álvaro

Concentrado: Poco trabajo recayó en su figura, lo que habla a las claras del buen nivel defensivo de todo el colectivo. Aun así, las dos ocasiones claras que le llegaron las desbarató a la perfección, dejando claro que está cuando se le necesita y, además, con un grado de concentración perfecta.

Akapo (8)

Inteligente: Otro día más fue dueño de su banda a pesar de que Cucurella amenazó durante muchos minutos con su hegemonía. A pesar de la amarilla, y de tener mucho peligro rival por su banda, se desató en la segunda parte dando una gran profundidad al equipo.

Pulido (8)

Impecable: Pocos calificativos más hay para definir el nivel de compenetración de la pareja de centrales azulgrana. Pulido encarna la finura, la colocación y la anticipación, todo ello desde una limpieza en la ejecución casi perfecta. De nuevo hoy concedió poco y tan sólo la calidad individual del ataque blaugrana le hizo conceder algo en los minutos finales.

Jair (8)

Sobrado: Físicamente anda un punto por encima de casi todos los rivales a los cuales se enfrenta. Es la firmeza, el poderío y la seguridad encarnada en futbolista. Desde una forma inteligente de hacer fácil su cometido, apenas deja fisuras en un centro de la zaga que está rozando un nivel altísimo.

Brežančić (7)

Acelerado: Pese a que su partido fue muy bueno, sobre todo en el plano defensivo, debe aprender a medir mejor sus acciones y evitar posibles complicaciones. En algunas fases se le vio algo despistado en un juego defensivo colectivo que roza la perfección.

Aguilera (8)

Dosificado: Tras notar leves molestias en los isquiotibiales, y con el partido encarrilado, Rubi decidió darle descanso. Tras un inicio donde al equipo le tocó fajarse, su figura emergió cual imán que atrae el acero. Abarcó mucho terreno y generó una clara salida de balón.

Sastre (8)

Silencioso: Es quizás el menor ruidoso de los integrantes de la zona medular azulgrana, pero en un partido donde la posesión parecía difícil de ganarla, jugó con inteligencia, rapidez y una finura digna de su calidad.

Melero (8,5)

Capataz: Desde su rango de capitán general, y su capacidad para decidir casi siempre la mejor opción, se ha convertido en el todocampista perfecto. En una na primera parte donde le tocó ponerse el mono de trabajo, dio paso a una segunda donde cada conexión por sus pies llevaba una bala de sangrienta ejecución.

Ferreiro (8,5)

Trabajador: Es el jugador de club por excelencia. Juegue donde juegue, desarrolle la función que desarrolle, siempre destaca. Al igual que sus compañeros, remó cuando le tocó y percutió cuando el equipo mejoró, siendo el estilete perfecto al ejecutor azulgrana (‘Cucho’).

‘Chimy’ Ávila (7)

Móvil: Tras su partido completísimo en el derbi, volvió a tener su premio merecido en una nueva titularidad. Y sin ser tan decisivo se ajustó al papel que tenía encomendado: no dejar una salida clara de balón. Con un trabajo espectacular se vació, y el equipo -tras su salida y con más espacios- bien que lo aprovechó.

‘Cucho’ (9,5) | EL MEJOR

Demoledor: Fue un profesor entre tanto niño, y todo ello con sus tan sólo 18 años. Es la sensación azulgrana y de la Liga 1|2|3. Con sus actuaciones avista un futuro muy prometedor. Fue una constante pesadilla; se movió, apareció y ejecutó como un verdadero devorador. Mucho se habló de la llegada de un delantero y teníamos un terremoto enfrente de nuestros ojos.

Los cambios

Gallar (7,5)

Intuitivo: Salió en el momento perfecto y desarrolló el juego apropiado. Tiene tanta calidad interior, de asociación, que todo lo que deja intuir solo hace que tengamos que ser optimistas. Con personalidad y criterio fue un puñal en esa zona medular, dotando al equipo de un plus de calidad en la perforación de las zonas interiores. Sólo se le resistió el gol, pero con paciencia y trabajo todo llegará.

Luso (7)

Profesional: Su llegada dejó la sensación de que el Huesca ganó en plantilla y sin lugar a dudas todas sus actuaciones así lo demuestran. Su nivel demuestra que su trabajo está ahí, siendo una pieza clave en el oxígeno de la zona medular.

Rescaldani (s.c)

Referencia: Pocas oportunidades tuvo para poderse lucir. En unos minutos donde el conjunto oscense sólo tenía que temporizar, su presencia en ataque buscaba algo de aire, con ese juego de espaldas y con calidad que ofrecen sus cualidades.

NOTA GLOBAL: 7,8

Suscríbete a nuestra Newsletter | ¡Es GRATIS!
Apúntate aquí para recibir las últimas noticias en tu correo cada mañana. ¡No te pierdas nada!
Puedes cancelarla en cualquier momento
Comentarios