¡Somos Huesca, Somos Deporte!
Gobierno de Aragón – Campaña Incendios

10 consejos para iniciarse en el esquí y el snow

Turismo Villanúa – Verano 2018 – Banner Top Post

Vas a ir por primera vez a esquiar, ¿o quieres probar el snow? Si estás a punto de iniciarte en uno de estos deportes de invierno seguro que te gustaría aprender rápido a moverte con soltura por las pistas. Pero, ¿sabes cómo hacerlo? Tranquil@, es más sencillo de lo que crees y nunca es tarde para empezar. Desde ARAMÓN te dan 10 consejos: 5 para iniciarte en el esquí y otros 5 para el snow. ¡Antes de lo que piensas estarás disfrutando de esta nueva experiencia como si lo llevaras haciendo toda la vida!

INICIACIÓN AL ESQUÍ

1.- Equípate bien

Lo primero que debes hacer es llegar bien equipado a las pistas. La ropa es importante, debes ir bien abrigado, pero lo son más los esquís y botas. Asegúrate que son de tu número, que te ajustan bien y que no te resultan incómodas. ¡De lo contrario podrías arruinar tu primera jornada en la nieve! No olvides los guantes, las gafas y la crema solar -aunque el cielo no esté completamente despejado, los rayos solares inciden sobre tu piel y podrían quemarla- También puedes usar un casco* para proteger tu cabeza.

2.- Aprende a caminar y mantén el equilibrio sobre tus esquís

Lo primero que debes hacer es aprender a ajustarte bien las botas. Abrocha y desabrocha varias veces los ganchos y ajústalos a la medida adecuada. Luego, haz lo mismo con las fijaciones para anclar tus pies sobre los esquís y saber cómo desanclarlos, siempre en una zona llana de la estación. ¡Ya estás listo para empezar tu jornada!. Ahora, debes aprender a caminar con los esquís y a deslizarte un poco sobre la nieve. Es fundamental hacer estos sencillos movimientos antes de intentar esquiar o subir a un remonte.

3.- Contrata a un monitor

Si quieres aprender bien desde el principio, lo mejor es que contrates unas clases con un profesor de la estación. Con su ayuda evitarás coger ‘vicios’ de aprendizaje habituales entre los principiantes. Déjate guiar por el monitor y aprenderás enseguida cómo frenar, girar, subir a los remontes… y empezar a deslizarte con suavidad por las pistas. ¡En sólo un par de clases verás grandes avances!

4.- Lee las normas de seguridad y respétalas

Hay unas normas para moverse por las estaciones. Lee las indicaciones -sobre el estado de las pistas, la meteorología…- y atiende a cualquier indicación de los trabajadores de la estación. Recuerda que estás en un entorno de alta montaña y que las condiciones meteorológicas pueden cambiar de forma súbita. Respetar siempre esas normas es una garantía de seguridad para ti, ¡no lo olvides!

5.- No llegues al límite de tus fuerzas… ¡disfruta!

Nunca esquíes si te sientes agotado. Esquiar cansa, pero se trata de disfrutar. Así que ve a tu ritmo, y si notas que tus piernas están al límite o que tus brazos no tienen fuerzas para seguir clavando los bastones, descansa un rato para reponer fuerzas, o déjalo para el próximo día. Muchas de las lesiones se producen cuando el esquiador está al límite de sus fuerzas, así que evita esa posibilidad. ¡Tienes mucho tiempo para ir mejorando poco a poco tu nivel de esquí!

INICIACIÓN AL SNOW

1.- Elige bien tus botas, ¿eres Goofy o Regular?

Las botas son lo más importante de tu equipo. Deben adaptarse perfectamente a la tabla para que puedas dirigirla bien. Lo primero es saber si eres Goofy (con la pierna derecha en la parte delantera de la tabla) o Regular (con la pierna izquierda delante). Si no sabes cuál es tu pie favorito, pídele a alguien que te empuje por detrás. El pie que adelantes primero será el que marcará la pauta

2.- Familiárizate con la tabla y busca tu posición

Para empezar, puedes impulsarte en el suelo con el pie trasero mientras mantienes el delantero en la tabla y tratas de mantenerla recta. Cuando mantengas el equilibrio y cojas un poco de velocidad podrás poner el pie trasero en la tabla. La posición de tu cuerpo la marcará la semiflexión de las piernas, que facilitará la amortiguación y el equilibrio. Tus hombros serán los que guíen tus movimientos.

3.- Aprende a acelerar y frenar

Una vez que has aprendido a mantenerte sobre la tabla, debes saber cómo controlar su inclinación para acelerar y frenar. Mientras te deslizas, mueve ligeramente tus tobillos haciendo fuerza hacia el suelo. Hazlo varias veces, cambiando gradualmente la intensidad y observarás cómo aceleras o frenas. Si haces mucha fuerza, terminarás completamente parado. Ensaya una y otra vez jugando con el peso de tus pies haciendo un balanceo del talón a la punta y sentirás que empiezas a dominar la tabla.

4.- Contrata a un monitor

Igual que en el esquí, aprender con un profesor experto es esencial para tu primer contacto con el snow. Te enseñará a mantener el equilibrio, no caerte y empezar a disfrutar de la tabla desde el primer día.

5.- No intentes hacer saltos ni piruetas

Aunque tengas muchas ganas de emular a los grandes campeones, recuerda que tu seguridad es lo más importante. Primero debes aprender a hacer giros encadenados, y todavía no estás listo para dar saltos ni hacer piruetas, aunque antes de lo que esperas lo conseguirás. Y recuerda: ¡Se trata de disfrutar y sentirse genial surfeando sobre la nieve!

Suscríbete a nuestra Newsletter | ¡Es GRATIS!
Apúntate aquí para recibir las últimas noticias en tu correo cada mañana. ¡No te pierdas nada!
Puedes cancelarla en cualquier momento
Comentarios