Número redondo, 400 personas se han dado cita en el I Trail Castillo de  Montearagón: 253 han participado en la carrera de 16 km, mientras 167 lo hacían en la 8 kilómetros de la andada hasta el castillo.

Mañana esplendida la que han disfrutado los corredores para la práctica deportiva. A las 9.30h se daba la salida a la prueba organizada por UNESCO deporte en Aragon, el Grupo transporte IX7/42 y con la colaboración del Club Atletismo Huesca. El recorrido constaba de 16km que transcurría con salida y llegada en el cuartel Sancho Ramírez  en una vuelta circular que pasaba por el Castillo de Montearagón y recorría las trialeras, sendas, y caminos de la zona.

Estiramientos tras la carrera.
Estiramientos tras la carrera.

Dos eran los atletas que desde los primeros compases de la prueba se destacaban por encima del resto, el soldado y reconocido atleta de nivel nacional de 3.000 obstaculos Yoel Ferrer, que a posteriori sería el vencedor de la prueba escapándose en los últimos kilómetros del bombero y atleta de Intec Zoiti, José Luis Arenas. Por detrás un grupo de cuatro corredores se disputaban el tercer cajón del podio: Roberto Anes, José Ramón Suarez, Carmelo Lucea y Jesús Torres. Finalmente sería Anes quien por tres segundos sobre  Suarez consiguiera subir al pódium.

En categoría femenina, la sargento Esther Arias se adjudicaba la victoria por delante de dos las dos corredoras oscenses de carreras de montaña Carmela Capistros y Eva Garrido. Arias se imponía con superioridad aventajando en 5 minutos y 49 segundos, y 9 minutos y 46 segundos respectivamente a Capistros y Garrido.

En las categorías por equipos el pódium se completaba de la siguiente manera:

– Masculino: 1.BZA-M (Ferrer, Lucea, Garzon) 2.GTP-1 (Martin, Orodea,Gregorio) 3. CNP-1 (Suarez, Vacas, Alaez)

Femenino: 1. Zoiti Runneras (Lafita, Capistros, Cubas) 2. CNP Femenino ( Garrido, Rodriguez, Marzo) 3. ¿Falta Mucho? (Casasus, Fabregas, Arbones).

La caminata también fue un éxito de participación

Paralelamente, 167 personas participaban en la caminata que llegaba hasta el Castillo de Montearagón para posteriormente volver a en autobús al acuartelamiento y disfrutar del avituallamiento preparado para la ocasión.

De esta manera, el cuartel Sancho Ramírez completaba sus jornadas populares celebradas durante el fin de semana para dar a conocer la instalación.