Bambock con Raúl de Tomás en el José Zorrilla de Valladolid | Foto: LaLiga
La presencia del franco-camerunés en el once titular de Valladolid supuso una de las novedades que Anquela introdujo con respecto al choque ante el Elche. Tras varias jornadas, Bambock regresó para formar pareja junto a Camacho en la medular.

Muchas eran las novedades que presentaba la SD Huesca con respecto al once que intervino en el pasado choque ante el Elche CF y que supuso la derrota más abultada en lo que va de liga para el cuadro azulgrana (0-3). Entre estas novedades se encontraba la vuelta a la titularidad de Bambock tras su ausencia en los últimos tres compromisos ligeros.

El centrocampista formó pareja inédita este curso junto al incombustible Camacho. Tras haber gozado de la confianza del míster jienense durante las tres primeras jornadas de liga, su expulsión en Zaragoza supuso un antes y un después en la confianza depositada en él. Tras perderse el choque ante el Córdoba por sanción, Anquela decidió dar la titularidad en los siguientes choques (Sevilla Atlético y Elche CF) a la pareja formada por Valentín y Aguilera. La lesión de éste último obligaba al míster jienense a introducir al menos un cambio en la medular en Valladolid y la apuesta no fue otra que la antes mencionada dupla Bambock-Camacho.

El partido del ’12’ azulgrana en Valladolid volvió a dejar dudas acerca de si puede ser definitivamente la pareja del Aguilera en la medular azulgrana, aunque es cierto que el paso de los minutos asentó su juego y su poderío físico acabó imponiéndose, pese a que el conjunto que dirige Anquela volvió a vivir sin balón un partido más, lo que se está convirtiendo en la tónica general.

Además, la semana pasada se hizo oficial el fichaje de David López, que si bien no se trata de un mediocentro puro y duro, suma competitividad en la zona medular. A ello hay que añadir las buenas sensaciones que dejó el capitán Camacho, que no solo cuajó un partido serio y ordenado, sino que además contribuyó con un cabezazo en la conquista de Pucela.

Así pues, muchas son las dudas acerca de si Bambock puede al fin tener la continuidad necesaria para asentar su juego. La sensación es que mientras Anquela consigue dar con la tecla adecuada, son varios los futbolistas que por una u otra razón no están aprovechando las oportunidades brindadas. Sin embargo, y con la reciente lesión de Aguilera (6 semanas fuera), el franco-camerunés tiene una gran oportunidad para volver a afianzarse en el centro del campo.