Foto: LaLiga
El centrocampista gaditano se estrenó como titular en la SD Huesca en esta temporada.

Mejor estreno como titular imposible para Álvaro Vadillo. A pesar de que solo se mantuvo en el campo hasta el minuto 55 debido a su falta de físico (de hecho los dos goles del Huesca llegaron ya con él en el banquillo), sus detalles de calidad y verticalidad durante la primera parte dejan abierto un hueco para la esperanza en un futuro cercano. Entró por Ferreiro, su recambio natural, a quién arrebató la titularidad para el partido de Zorrilla. Esta podría ser la tónica habitual en cuanto el centrocampista de veintidós años esté al 100%.

Fue uno de los mejores del Huesca durante la primera discreta mitad del conjunto azulgrana, en el que fue su tercer partido de la temporada tras entrar en La Romareda (solo disputó un minuto) y en Sevilla la pasada jornada para los últimos veinte. Vadillo acabó bastante desgastado, después de pasarse las ultimas campañas entre lesión y lesión; tres minutos antes de su sustitución llegó el primer tanto para los locales.