Urko Vera no está teniendo un buen comienzo de Liga | Foto: LaLIga
El delantero procedente del Osasuna dejó sensaciones discretas de cara a puerta y puede quedarse en el banquillo en el partido de Copa del Rey frente al Girona el próximo jueves.

Pese a su metro noventa, el delantero vasco fue superado por arriba en la mayoría de las acciones disputadas entre él y los centrales del Zaragoza, Cabrera y Marcelo Silva. Además se vislumbró una falta de acierto en el ariete oscense estando negado de cara a puerta después de una clarísima ocasión en el primer minuto de partido. Un gran pase en profundidad del lateral César Soriano dejó prácticamente solo a Urko Vera frente a Irureta pero el disparo salió al muñeco. Segundos más tarde, el ’18’ aún se lamentaba sabiendo que no tendría otra oportunidad así.

A ello hay que sumar la pasividad con la que Anquela obró en el banquillo de La Romareda. Viendo el estado físico de Urko y su falta de acierto, no decidió retirarle del terreno de juego hasta el minuto 82. Su sustituto fue el joven Cmiljanic, que dejó buenas sensaciones en pretemporada pero que en los pocos minutos que ha jugado en Liga también se le ha visto una clara falta de acierto, como ya ocurriese en el partido frente al Nàstic, donde tuvo el triunfo en sus botas.

Vadillo debuta con la camiseta azulgrana

Vadillo y Lalo Arantegui durante la presentación del joven futbolista | Foto: Cristian Serrano
Vadillo y Lalo Arantegui durante la presentación del joven futbolista | Foto: Cristian Serrano

El ex del Betis debutó por fin con la camiseta azulgrana en La Romareda aunque sin apenas entrar en juego ya que solo dispuso de 2 minutos en el terreno de juego. El gaditano jugó en banda derecha y puede tener algunos minutos este jueves en el partido de Copa frente al Girona ya que Anquela pondrá un once con jugadores frescos para dar descanso a los más habituales.

  • JB

    Urko Vera da la impresión de ser otro Arruabarrena pero, bueno, habrá que darle tiempo. Y Nagore tendrá toda la experiencia del mundo pero ya, mucho antes del gol, era superado por todos los lados además de no dar pie con bola con el balón en los pies.