Guillermo Arenas durante un tiempo muerto contra Prat. Foto: C.Pascual
Peñas buscará este viernes en Ourense (21.00) encadenar su segunda victoria que le puede dar un soplo de aire fresco ya que en esta jornada de la LEB Oro hay partidos entre rivales directos.

El deporte profesional se rodea siempre de factores exteriores a lo que se dirime sólo sobre la cancha y que alimentan la esperanza. Con una jornada que aguarda con enfrentamientos entre rivales directos, ganar al Ourense sería puro oro para el quinteto que entrena Guillermo Arenas. Mientras la temporada avanza a su conclusión, Magia Huesca entra en la recta final con la esperanza de almacenar una victoria en tierras gallegas que le supondría otra bocanada de aire fresco. El Peñas entra en la jornada 28 como antepenúltimo y el Barça B recibe al Calzados Robusta Clavijo y Castelló al Prat. Ganar al Ourense este viernes, no cabe duda, de que supondrá un chute de optimismo, aunque el equipo gallego ancla en la octava plaza con lo que la empresa no será sencilla.

Guillermo Arenas, entrenador del Magia Huesca, ha comparecido esta mañana en rueda de prensa donde ha subrayado que el equipo “debe seguir en el nivel defensivo que hemos alcanzado y en ataque hemos mejorado”. Su radiografía del rival fue clara: es un equipo con muy buenos tiradores que permiten abrir espacios para sus interiores. La receta para taponar su juego no es otra que la intensidad defensiva. “El control del ritmo va a ser determinante”, añadió. Sobre la pista gallega se encontrarán dos estilos de juego: el de un Magia Huesca al que le gusta correr contra un Ourense que apuesta más por el juego estático.

El preparador del Magia incide en el poderío y facilidad de lanzamiento desde el exterior que obligará a Peñas a un absoluto control de sus tiradores y el hecho de que si hacen ayudas largas se penalizará el juego de su equipo ya que encontrarán espacios para meter bolas a los interiores de Ourense.

Arenas no esconde que su equipo está en una línea ascendente de juego y de fe. Pone como ejemplo los últimos minutos del partido contra el Prat. Una importante victoria que quieren apuntalar con la que buscarán contra Ourense. La semana la ha llevado bien de entrenos, aunque hay algún jugador que sigue con molestias físicas como Simovic que no le permite ir a pleno rendimiento y Álvaro Sanz sigue con un tobillo magullado que no le permite entrenar. Por lo que respecta a Petrovic, el preparador sigue con plena confianza para que el jugador aporte desde el exterior, cada vez está más integrado, aunque la falta de tiempo juega a la contra del serbio.