En la sexta jornada llegó la vencida para el Huesca. Sumó su primera victoria de la temporada frente al Mallorca y mira con otros ojos el calendario que le viene por delante a corto plazo con rivales de gran potencial.
Última alineación de la SD Huesca en el Alcoraz frente al Elche | Foto: sporthuesca.com - C.Pacual
Última alineación de la SD Huesca en el Alcoraz frente al Elche | Foto: sporthuesca.com – C.Pacual

El mes de octubre dirá hasta qué punto lo de salir de la zona de descenso ha sido algo puntual o se alargará en el tiempo. El Alcoraz recibirá a Valladolid y Ponferradina, dos equipos llamados a luchar por el ascenso esta campaña. Además, los de Tevenet deberán encarar en octubre las visitas a Alcorcón y San Mamés. Seis son los puntos cosechados hasta la fecha y el sumar una cifra idéntica o cercana en estos cuatro compromisos, daría al Huesca un rayo de esperanza en sus aspiraciones por salvar la categoría y alargar por más de un año su estancia en la Segunda División.

Bien es cierto que de estos adversarios, solo el Bilbao Athletic se puede considerar de su propia competición. Valladolid y Ponferradina estuvieron arriba el curso pasado. La Ponferradina lo está también ahora con un noveno puesto y probablemente el Valladolid en cuanto olvide su ascenso frustrado a Primera División, se centre en el presente y las piezas encajen. Con hasta 16 caras nuevas con respecto a la plantilla del pasado verano, el equipo pucelano está todavía por conjuntarse y entenderse sobre el verde. Por si fuera poco, después de Valladolid y Ponferradina jugará el 11 de octubre contra un Alcorcón en plena forma y en puestos de ‘playoff’ con 10 puntos de 18 posibles conquistados. En cualquier caso, las mejores apuestas de bet365 ven factible la salvación del Huesca.

Solo el filial del Athletic figura en la parte baja de la tabla. Al igual que el Huesca, viene de Segunda División ‘B’ y le está costando asimilar el cambio. También ha conseguido seis puntos tras dos victorias (Mallorca y Alcorcón) y cuatro derrotas (Girona, Elche, Valladolid y Ponferradina).

Tyronne, ¿el nuevo Rubén Castro?

Tyronne en El Alcoraz frente al Elche | Foto: C.Pascual
Tyronne en El Alcoraz frente al Elche | Foto: C.Pascual

La última etapa de los oscenses en la Liga Adelante comprendió al periodo entre 2008 y 2013. Lo que entonces estaba destinado a ser un paso fugaz, acabó convirtiéndose en una estancia en el fútbol de plata de un lustro entero. Entre todas esas campañas destacó la 2008/09. El Huesca quedó undécimo con Rubén Castro en el papel de estrella. El canario firmó 14 dianas y se ganó una oportunidad en el Rayo Vallecano.

Como entonces, por encima del bloque sobresale otro canario. Responde al nombre de Tyronne y ya fue clave en el ascenso de Segunda ‘B’ a Segunda División. El centrocampista aporta una dosis de calidad extra en todos los sentidos del juego. Sin ir más lejos dio con su tanto al Mallorca (0-1) el primer triunfo al Huesca. El ampliar su cesión ha sido todo un acierto por parte de la directiva. Se trata de un jugador que quiere despertar la atención de Paco Herrera para ganarse en el futuro un hueco en la primera plantilla de la UD Las Palmas.

Renovó este verano hasta 2019 y tiene cualidades para ser uno más alrededor de Araujo, Viera y Roque Mesa, los tres que rigen las ofensivas del conjunto amarillo a día de hoy. No se trata del único canarión del que Tevenet espera cosas a lo largo de la campaña. Héctor Figueroa está por destaparse en la categoría, tras ver su evolución frenada por Araujo y Aranda, entre otros.