Collarada | Foto: Víctor Rapún
Este sábado 10 de septiembre se celebrará por primera vez la ultra trail Canfranc-Canfranc, una de las carreras más duras del panorama europeo en la que Collarada juega un importantísimo papel en su recorrido.
Ibón de Ip | Foto: Víctor Rapún
Ibón de Ip | Foto: Víctor Rapún

En las sierras interiores del Pirineo, ondeando la Jacetania, ahí, donde la vegetación apenas crece y la nieve cubre de blanco más de la mitad del año el verdadero color grisáceo que delata su naturaleza caliza… se alza Collarada con 2.886 metros, una montaña majestuosa, característica e impactante para cualquier persona; en la Ultra trail Canfranc-Canfranc, el mayor desafío al que tendrán que enfrentarse los participantes durante los 100 kilómetros que deberán recorrer en total.

De hecho, la carrera comienza justamente con esta subida partiendo desde la misma localidad de Canfranc (1.195 metros) hacia el Ibón de Ip a través de un camino en zigzag que atraviesa los espesos bosques de pinos y bojes con más de mil metros de un desnivel que poco a poco irá bajando en el paso previo por pista y camino hasta el Ibón donde podrán disfrutar de un paisaje único. A partir de ahí, a 2.100 metros, los valientes de la Ultratrail deberán subir un canal rocoso por la cara norte en el que tendrán que hacer uso de las manos pues, aunque no llegue a ser un punto de escalada, las paredes son lo suficientemente verticales como para ayudarse de ellas. Una vez subido el último repecho, los participantes habrán conquistado Collarada dejando atrás 1691 metros de desnivel además de poder apreciar las mejores vistas de toda la carrera, las inmensas vistas del Pirineo Occidental y parte del Central.

El descenso desde la cumbre hacia el ibón será por una canal bastante exigente situada al este del pico donde se encuentran unos canchales que se van ensanchando conforme se baja. Al hacer pie de nuevo en el Ibón de Ip, el recorrido continuará hacia los picos de La Tronquera y el posterior pico de La Moleta con 2.572 metros de altitud. De esta forma los participantes habrán atravesado una de las zonas más duras de toda la competición, sin embargo, aun no habrán alcanzado ni los 25 kilómetros de los 100 totales, un dato más que demuestra la extrema dureza de la Ultra trail Canfranc-Canfranc con Collarada como el rey de ella.