CABECERA Web Completa

Últimos trabajos para acondicionar el tramo aragonés del GR11

0
La Diputación de Huesca financia el proyecto de acondicionar el tramo del GR11 comprendido entre Bielsa y el límite con Cataluña. El objetivo es converttirlo en un sendero de interés turístico.
La Diputación Provincial de Huesca financia este proyecto, cuyo presupuesto supera los 125.000 euros y que busca convertirlo en sendero de interés turístico de Aragón. Los trabajos se llevan a cabo en cuatro etapas de la senda pirenaica, una de las más transitadas y que une los principales refugios y macizos montañosos, además de incluir este proyecto la variante GR11.2 y el enlace con el GR18, entre el refugio de Cap de Llauset y las bordas de Nestuí.

La Diputación Provincial de Huesca y la Federación Aragonesa de Montañismo afrontan los últimos trabajos para terminar de acondicionar y señalizar el sendero GR11 en su tramo oriental. Cuentan con un presupuesto de 125.347 euros y están financiados por la DPH para actuar en cerca de 100 kilómetros y que esta gran ruta pirenaica pueda pasar a convertirse en uno de los senderos de interés turístico de Aragón.

Traschinepro

Las actuaciones, ya en su última fase, se están llevado a cabo entre la localidad sobrarbense de Parzán y el límite con Cataluña, en el puente de Salenques, lo que supone actuar en unos 96 kilómetros de trazado por alta montaña, incluyendo la variante GR11.2 y el enlace con el GR18, entre el refugio de Cap de Llauset y las bordas de Nestuí.

Esta senda pirenaica atraviesa los Pirineos desde Irún hasta el cap de Creus, del Cantábrico al Mediterráneo, y sus zonas más duras y agrestes se encuentran en el tramo aragonés. Las etapas incluidas en estos trabajos son la 11, que va desde Parzán al refugio de Biadós pasando por la central de Urdiceto, los tramos 12 y 13 que continúan por Añes Cruces, el collado de Chistau, el refugio de Estós, el puente San Jaime, plan de Senarta, el refugio de Coronas y el collado de Vallibierna hasta llegar a Llauset de cuyo refugio recientemente abierto parte la etapa 14, la última incluida en este proyecto, siguiendo el trazado por el collado y el ibón d’Angliós hasta el límite con Cataluña.

Las actuaciones que se están finalizando estos días contemplan la instalación de paneles informativos, después de haberse realizado las marcas GR en todas estas etapas y la vertical mediante postes, flechas direccionales y balizas de seguimiento. Lo primero que se ha ejecutado en este proyecto es el mantenimiento de los caminos con el desbroce y acondicionamiento del terreno, que ha incluido la adecuación de varios pasos de barrancos y la colocación de pasamanos en algunos puntos para garantizar la continuidad y el tránsito seguro de los senderistas, otro de los objetos de los trabajos.

Uno de los senderos más transitados

En la provincia de Huesca conecta los principales macizos montañosos y muchos de los refugios de montaña de Aragón y por su carácter vertebrador une poblaciones con fuerte dependencia del sector turístico pero, sobre todo, este eje pirenaico se conoce al ser uno de los senderos más transitados del territorio, con una longitud total de unos 250 kilómetros.

Ofrece a los caminantes tres variantes: por un lado está el GR11.1 de Guarrinza a Lizara por Oza, Boca del Infierno y el collado de lo Foratón, el GR11.2 rodea el Posets por la cara sur, pasando por el refugio Ángel Orús cerrando el denominado circuito de los tres refugios y el GR11.5, ejecutado el año pasado y que transcurre por la cara norte del Aneto que conecta el GR11 entre Senarta y Llauset a través de los Llanos del Hospital y La Renclusa, una travesía circular de unos 50 kilómetros alrededor del Aneto.

También podría interesarte Más del autor

Comentarios