El conjunto de Juan Antonio Anquela se enfrenta esta tarde a las 19.00 horas a la UD Logroñés para disputar la séptima edición del Trofeo de la Seta y el Champiñón en el Municipal de Pradejón. El jienense cuenta con toda su plantilla salvo Pablo González, quien ayer abandonó la disciplina azulgrana tras rescindir su contrato. El de hoy será el quinto partido preparatorio de los azulgranas para seguir sumando sensaciones y comenzar a establecer una base fuerte de cara al inicio liguero.
Imagen durante el último encuentro en Logroño | Foto: Juan Marin - larioja.com
Imagen durante el último encuentro en Logroño | Foto: Juan Marin – larioja.com

La SD Huesca se mide al Logroñés en otro amistoso de pretemporada con la necesidad de reencontrarse con el nivel de juego que mostró ante el Alavés (2-1) en Olaranbe y contra el Athletic Club (1-1) en El Alcoraz. El último duelo, el del pasado miércoles, se saldó con triunfo en Robres (1-2) pero en un partido gris en el que los azulgranas se atascaron y dejaron con mal sabor de boca a su técnico, quien se mostró insatisfecho con el rendimiento de los suyos. “El equipo ha estado pesado. Ésta no es la SD Huesca que yo quiero“, manifestó Anquela.

Con respecto al amistoso frente al Robres, hay un futbolista que ya no forma parte de la plantilla. Ese es Pablo González, quien tras no contar para el cuerpo técnico llegó a un acuerdo con la entidad para la rescisión de su contrato. Otro de los nombres que han bailado durante la semana en la disciplina azulgrana han sido los de José Gaspar y David Morillas. El de Cáceres está muy cerca de abandonar el club rumbo a Hércules, donde se reencontraría con Tevenet. Gaspar todavía no ha participado en esta pretemporada y sigue esperando en la rampa de salida.

Morillas, por su parte, ha estado sonando con fuerza para recalar en Almería y en las últimas horas incluso varios medios de comunicación afirmaban su marcha de la capital oscense con destino a la localidad andaluza. Sin embargo, la SD Huesca salió rápidamente al pasó y lo negó, alegando que el club que quiera hacerse con los servicios del aguileño deberá abonar su cláusula de rescisión. Tanto uno como otro estarán en el Pradejón, ambos en situaciones tan similares como distintas.

La UD Logroñés, que milita en Segunda División ‘B’, acude a la cita con todos sus hombres disponibles pero sin la presencia de los futbolistas del equipo filial, ya que disputan un amistoso ante el Bulpasa. Para medirse al Huesca, la escuadra rojiblanca contará con los dos nuevos refuerzos que han aterrizado en la entidad, Thaylor Lubanzadio y Juanfran Guarnido, en el que será su tercer encuentro de esta pretemporada. El Huesca partirá a La Rioja tras el entrenamiento matutino en El Alcoraz (8.30 horas) y tiene previsto parar a comer en el Parador de Calahorra para después desplazarse a las instalaciones deportivas del club local.

Javi Jiménez, el guardameta llegado del Elche, e Íñigo López, quien ya ha superado la lesión muscular con la que terminó la temporada, pisarán su tierra y se espera que ambos participen en un encuentro donde los de Anquela deberán imprimir el máximo ritmo para no solo intentar hacerse con el triunfo, sino para recuperar el nivel de los últimos encuentros y asimilar los conceptos que demanda el jienense. Logroñés y Huesca ya se vieron las caras en la pretemporada pasada en Las Gaunas en un duelo que terminó en empate a uno tras los tantos de Darwin Machís para los visitantes e Iker para los locales.