Los jugadores celebran un gol al Trival Valderas con Tyronne | Foto: sporthuesca.com - C.Pascual
El mediapunta canario ya se entrena con normalidad después de superar la lesión en el empeine que le ha apartado del Huesca los tres últimos partidos. Un indiscutible para Tevenet debe recuperar ahora su lugar en el once cuando los azulgranas han rendido a gran nivel sin su presencia. Tyronne recela del partido del domingo ante el Conquense y sigue advirtiendo, como sus compañeros, de que no cabe relajarse pese a que se vea tan cerca el objetivo de la primera plaza del grupo. | Foto: C. Pascual.

El regreso más esperado… ¿O un problema para Tevenet? Tyronne del Pino se está entrenando con normalidad desde el pasado lunes y prepara su regreso el domingo ante el Conquense en El Alcoraz (17.00). El mediapunta canario, uno de los puntales del equipo azulgrana, se ha perdido los tres últimos compromisos por una lesión en el empeine. Los oscenses no le han echado de menos: nueve puntos, diez goles a favor y ninguno en contra. Será otro de esos ‘benditos’ quebraderos de cabeza del entrenador en busca de un once para batir al colista y asomarse a la inminente fase de ascenso a Segunda A.

Que los aficionados se queden tranquilos: Tyronne se encuentra recuperado. “Estoy mucho mejor. Se me complicó el golpe sufrido ante el Atlético de Madrid B con un pequeño esguince en el empeine. Pensamos que sería menos tiempo. No me sentía del todo a gusto y me molestaba al golpear el balón y hacer desplazamientos. Me tomé la semana pasada de descanso y, gracias a Dios, esta estoy trabajando sin problemas“, ha anunciado tras la sesión de esta mañana en el Instituto Montearagón, marcada por la lluvia y un fuerte componente físico.

Tyronne celebra su gol al Castilla | Foto: sporthuesca.com / C.Pascual
Tyronne celebra su gol al Castilla | Foto: sporthuesca.com / C.Pascual

El propio futbolista es el primero en reconocer que de nada sirven los galones del pasado, con 27 apariciones y 9 goles, y que deberá volver a ganarse el puesto que en este periodo han ocupado Esnáider o Josan. “Hay mucha competencia, desde el principio de la temporada el nivel es muy alto. Ahora ha subido y eso es bueno porque nos hace mejores a todos. El que afloja, pierde. Me encontraba con confianza y ayudando al equipo, pero si te lesionas hay que parar y recuperarse bien. El equipo funciona y eso es lo que importa”.

En principio, todos los futbolistas están disponibles para el domingo. “Entra uno, sale otro y el Huesca sigue dando la cara -analiza Tyronne-. En cada puesto hay jugadores que pueden rendir muy bien. Personalmente, tengo ganas de ganarme la confianza del entrenador y volver a jugar. Marque quien marque, se hacen partidos increíbles. Las bases son la unión y el trabajo. El equipo ha cogido carrerilla”.

“Las distancias no son suficientes para relajarnos”

El Huesca de los récords considera que “las distancias no son suficientes para relajarnos. Hay que seguir en esa dinámica y pensar en el Conquense para continuar mandando en la clasificación”. El choque ante el colista y conjunto casi desahuciado no gusta al canario: “Tengo miedo a este tipo de partidos. Se motivarán y les gusta jugar al fútbol. Los equipos de abajo pueden ser más peligrosos que los de arriba. No hemos conseguido nada y tenemos los pies en el suelo”.

El mediapunta se adhiere al discurso preponderante de la prudencia y el ‘cholismo’: “No pensamos en el ‘play off’. Aún no hemos logrado nada y estamos preparando el partido con mucha intensidad. Está claro que las opciones son mayores siendo campeones. No miramos más allá de ir partido a partido, aunque suene a tópico“.  Tyronne ha aludido, para terminar, a una afición “cada vez más ilusionada” con esta racha de victorias: “Hay que seguir y traer el mayor número posible de aficionados”.