Tres mayencos completan la espectacular ‘Border to border’

0
Los socios del Club Pirineista Mayencos -Miguel Ángel Martín, Mariano Marcén y Alfonso Juez- han participado en una de las pruebas no competitivas más llamativas del calendario internacional: la ‘Border to border’ que transcurre por tierras de Finlandia, 60 kilómetros al sur del Círculo Polar Ártico.

Se escribe pronto: 440 kilómetros con esquís de fondo. Y sin duda es un gran desafío superado con éxito. El protagonismo lo tienen tres socios del Club Pirineista Mayencos: Miguel Ángel Martín, Mariano Marcén y Alfonso Juez. La aventura en tierras finlandesas del circular polar Ártico fue del 8 al 15 de marzo. Siete días para participar en la ‘Border to border’. Una prueba no competitivo con mucho predicamento en el mundo del fondo.

La ‘Border to border’ (frontera a frontera) es un evento de esquí de fondo organizado por el Ayuntamiento de Ranua, municipio finlandés ubicado a 80 kilómetros al sur del círculo polar. Se trata de recorrer esquiando los 440 kilómetros finlandeses que separan la frontera de este país con Rusia hasta la de Suecia, en la localidad de Tormio. Ranua se sitúa en la orilla de uno de los numerosos lagos finlandeses, más o menos a mitad del recorrido. La llegada con esquís a esta localidad, después de recorrer una etapa de 86 kilómetros que atraviesa el lago helado, es uno de los premios que se llevan los esquiadores que se deciden a participar en esta cita deportiva no competitiva que se organiza desde hace 34 años.

En  siete etapas se cruza Finlandia en su parte más estrecha. El punto de partida es la localidad de Kuusamo, desde donde el primer día  desplazan  a los participantes en autobús hasta la frontera con Rusia. En medio de la nada y en pleno bosque boreal se comienza a esquiar. Siete días intensos de esquí entre bosques y lagos helados, en etapas que este año han tenido un mínimo de 46 y un máximo de 80 kilómetros donde predomina el terreno llano. Los esquiadores prácticamente viajan solos. No se pasa por poblaciones salvo el primer y segundo día. Las cinco etapas siguientes trascurren por solitarios y aislados territorios del país, con la menor densidad de población de la Unión Europea. Durante las etapas, cada diez o quince kilómetros, esperan unas personas con una mesita donde encuentras líquido caliente y ligeros alimentos, que hacen innecesario transportar peso adicional. A mitad de jornada, un potaje caliente es lo que ayuda a completar la etapa. Los tres terminaron con éxito la prueba y ya se encuentran en casa.

También podría interesarte Más del autor

Comentarios