David Cañada | Foto: marca.com
El exprofesional aragonés David Cañada fallecía tras sufrir un golpe en la cabeza a causa de un choque con otro ciclista durante la disputa de la cicloturista TowCar Puertos Ribagorza. El C.C. Graus suspendió la marcha y todos los actos relacionados con la misma.
David Cañada | Foto: La Vanguardia
David Cañada | Foto: La Vanguardia

No hay crónica de la cicloturista TowCar Puertos Ribagorza simplemente porque fue suspendida, y fue suspendida de manera acertada por el fatal accidente que le costó la vida al exprofesional aragonés David Cañada (Zaragoza, 1975). La tragedia se cebó con el ciclista zaragozano en el tramo entre El Run y Castejón de Sos. Según informaron desde la propia organización, el fatal desenlace se debió al choque entre David Cañada y otro participante de la marcha. Como consecuencia de la colisión, el zaragozano caía al suelo golpeándose la cabeza. Pese a la rápida actuación de las asistencias sanitarias del 112 del Gobierno de Aragón desplazadas hasta el lugar del accidente nada se pudo hacer por salvar la vida del exprofesional. Nada más conocerse la triste noticia, el Club Ciclista Graus, organizador del evento, decidió suspender la marcha larga y hacer volver a Graus a todos los participantes a través del recorrido corto.

Lo que debía ser una fiesta del ciclismo para los más de 2.000 participantes se convirtió en una amarga experiencia para todos y cada uno de ellos. Y es que algo te remueve las entrañas cuando te enteras que un compañero ciclista ha perdido la vida en la carretera, sea de la manera que sea.

David Cañada

David Cañada | Foto: El País
David Cañada | Foto: El País

David Cañada fue profesional durante 14 largas temporadas. Dio el salto con su flamante fichaje por la ONCE, donde estuvo 5 temporadas a las órdenes de Manolo Sáiz. Ahí emprendió viaje hasta Italia para fichar por el gran Mapei (luego Quick-Step) donde pasó tres años. De ahí pasó  a firmar por un recien creado Saunier Duval para terminar su carrera el último año en el Fuji-Servetto. Fue un ciclista de equipo, profesional ejemplar, gran rodador y que supo aprovechar las oportunidades que fue encontrando. Así, venció en la Vuelta a Murcia y el Circuito Sarthe en el 2.000 y en 2.006 logró su mayor triunfo con la general de la Volta a Catalunya, además de varias participaciones en el Tour de Francia, con un 33º puesto en la general del Tour del 2.000 y una victoria en crono por equipos con la por entonces invencible locomotora de la ONCE. Sus últimos años como profesional estuvieron marcados por un cáncer de piel que finalmente logró superar. DEP David Cañada.