Finalizada la sanción de dos partidos de suspensión a Manuel Sánchez, el centrocampista cordobés vuelve a estar disponible para Tevenet de cara a afrontar la eliminatoria a doble partido frente al Huracán de Valencia. El buen rendimiento que ha dado Fran Mérida en los dos partidos frente al Racing de Ferrol y el motivo de su expulsión en Tarragona abren un debate sobre quién debe jugar en la ronda final.
Tevenet y Manuel Sánchez durante un entrenamiento | Foto: Heraldo - Rafael Gobantes
Tevenet y Manuel Sánchez durante un entrenamiento | Foto: Heraldo – Rafael Gobantes

Manuel Sánchez veía la tarjeta roja en el Nou Estadi de Tarragona tras pisar intencionadamente a un rival que se encontraba tendido sobre el terreno de juego. La Sociedad Deportiva Huesca se quedaba con 10 futbolistas en un momento crucial de la eliminatoria que le dejó tocado y contribuyó a su derrota y consecuentemente al ascenso del Nástic a Segunda División. En la página web del club se calificó de “autoexpulsión” y las críticas al jugador llegaron desde todos los flancos. Manuel Sánchez estaba siendo el mejor del partido y una decisión infantil trastocó todos los esquemas del míster. Además el jugador había tenido que ser atendido previamente por un fuerte dolor en el hombro izquierdo tras un choque con un rival tarraconense que le dejó con molestias hasta la siguiente semana.

Recuperado físicamente y estando legalmente disponible, un sector de la prensa afirma que Tevenet castigará a Manuel privándolo de jugar minutos en esta próxima eliminatoria. La decisión estaría motivada por la intención de hacer comprender al jugador la necesidad de mantener la cabeza fría en los momentos difíciles, aspecto a mejorar por el centrocampista andaluz. El míster, en rueda de prensa, ya comentó que el jugador se había dado cuenta de la gravedad de su acción y podría ser un guiño que indica el perdón del técnico a uno de los jugadores indiscutibles durante la temporada.

Durante los dos encuentros en los que Manolo ha cumplido sanción, Fran Mérida ha sido el encargado de reemplazarle y lo ha hecho de forma sobresaliente. El catalán formó pareja de inicio junto a Íñigo Ros en los dos partidos frente al Racing de Ferrol y fue uno de los futbolistas del Huesca destacados en ambos encuentros, cumpliendo a la perfección su rol y haciendo olvidar a un Manolo que podría volver a la primera línea de cara a afrontar las dos últimas finales frente al Huracán de Valencia.

El debate está en la calle: ¿Debe seguir jugando Mérida en el doble pivote tras sus recientes y buenas actuaciones frente al Racing de Ferrol o debe volver Manolo a ocupar un puesto en el once titular como lo ha hecho a lo largo de la temporada?.

.