Tras su paso por el banquillo de la SD Huesca, donde se guarda un gran recuerdo, Tevenet se va a encargar de luchar por el ascenso en la tercera temporada del Hércules en Segunda ‘B’.
Tevenet en el banquillo del Alcoraz | Foto: C.Pascual
Tevenet en el banquillo del Alcoraz | Foto: C.Pascual

Criado en la cantera del Sevilla, Tevenet siempre ha reconocido abiertamente que su sueño es acabar dirigiendo al club hispalense. Tras salir del Pizjuán pasó, entre otros equipos, por Atlético de Madrid, Las Palmas o Numancia en su etapa como jugador. Acabó jugando sus últimos partidos en el Orihuela, conjunto en el que colgó las botas para iniciar, acto seguido, su carrera como entrenador, una trayectoria que ahora va a vivir un nuevo episodio en el estadio Rico Pérez tras salir de El Alcoraz la pasada campaña.

En Murcia ya ha entrenado en dos ocasiones, primero al UCAM, ahora conjunto de la Liga2, y después al Cartagena. Con el UCAM acabó descendiendo a Tercera División pero el recuerdo que se conserva de él es bueno. Llegó a un conjunto hundido, colista en la clasificación y que ya había despedido a dos técnicos. Consiguió unos grandes números durante la segunda vuelta y estuvo muy cerca de lograr la permanencia, objetivo por el que luchó hasta la última jornada cuando parecía algo utópico.

Tras completar la temporada 2013/14 con el Cartagena, Tevenet llegó en la campaña 2014/15 a la SD Huesca de la mano del director deportivo por aquel entonces, Luis Helguera. Aquí consiguió uno de los grandes éxitos de su todavía corta carrera, al acabar la fase regular como campeón del grupo II, algo que se le va a exigir en el Hércules desde el primer día. En la eliminatoria de los campeones se llevó un duro revés tras caer contra el Nàstic. El sevillano fue capaz de revertir la situación con un partido que ejerció como bisagra en Ferrol (0-4). Tras superar al Racing en la segunda ronda, logró el ascenso a la Liga2 después de vencer al Huracán en la ronda final.

El año pasado Tevenet inició la aventura en la segunda categoría del fútbol español con el conjunto azulgrana. Tras la salida de Helguera se produjo un distanciamiento con la dirección deportiva que acabó suponiendo su despido en la jornada 15 y la llegada de Anquela, con los aragoneses fuera de los puestos de descenso.