Luis García Tevenet, técnico de la SD Huesca, ha comparecido esta mañana en sala de prensa ante los medios locales para hablar del próximo partido del equipo y de cómo ha ido la semana tras el mal resultado ante el Elche, siendo preguntado, incluso, por si teme por el puesto.
Tevenet en el banquillo del Alcoraz | Foto: C.Pascual
Tevenet en el banquillo del Alcoraz | Foto: C.Pascual

El entrenador de la SD Huesca iniciaba su comparecencia haciendo un breve resumen de lo que han sido los últimos días: “La evolución de la semana ha sido la normal. No hay gente tocada, todos están a disposición del cuerpo técnico y del entrenador. Estamos haciendo examen de conciencia, fijándonos en el último partido y evaluando la semana. Tenemos que intentar hacer un buen trabajo en Mallorca y conseguir la primera victoria que haga que tengamos fe en lo que queremos conseguir”.

Tevenet hacía balance de los goles encajados, sabedor de que algo no funciona: “Fuera de casa sólo hemos recibido un gol, y fue de Carlos David en propia puerta -en Albacete-. Y en casa hemos recibido siete. Es obvio que algo no funciona, y yo sé cuándo me equivoco. La victoria y el éxito sólo tienen un camino. En el fútbol, lo único que manda es el marcador. Yo soy el primero que me exijo y los futbolistas saben que me equivoqué. Tenemos que hacer muchas cosas para mejorar, no tener altibajos y seguir una línea”.

“Por encima de todo, tenemos que saber sufrir sin balón, tener esa capacidad de sufrimiento”, aseguraba el míster andaluz. “Como en Albacete, como en Girona… tener esa seriedad defensiva, como en el partido de Copa. Ese es nuestro camino”. Además, el técnico azulgrana se refería al último encuentro liguero, y asumía su error: “Si no lo llego a probar, no sabría lo que habría ocurrido. Me pagan para saber lo que mejor le conviene al equipo, y necesito probar. Reconozco que no salió, que erré, que fallé. Lo único que queda es trabajar para hacerlo bien y los jugadores saben que su entrenador lo va a dar todo por ellos. Ahí está nuestro crecimiento, en el trabajo de todos“.

Hablando ya del próximo partido de los altoaragoneses -este sábado a las 18.00h, en Mallorca-, Luis García Tevenet decía lo siguiente: “El partido se va a parecer muy poco al de Copa. La situación no es la misma en Liga que en Copa; habrá cambios, el local pretende llevar la iniciativa, etc. Tendremos que proponer más cosas si queremos ganar. El rival está cerca nuestro en la clasificación y sabemos que si les ganamos les pasamos. Y el rival nos esperará con revancha de Copa”.

Tengo que sacar el máximo a mi equipo, no fijarme en el rival”, afirmaba Tevenet. “Cada cual tiene su objetivo, aunque supongo que ellos, por la entidad que son, querrán ascender. Iremos con nuestra armas a debilitar al rival”. Y también, recordaba que su inicio del curso pasado no fue ni mucho menos el mejor: “Hay que tener en cuenta que mi comienzo en Segunda ‘B’ tampoco fue una panacea. También hubo dudas, muchos cambios, y varias jornadas necesarias para ganar fuera. La situación es diferente, no es lo mismo que en Segunda División, pero mi comienzo en Segunda ‘B’ no fue el éxito final. Fue después de jugar contra el Castilla fuera de casa, que vino aquí otro filial y, a partir de ahí, crecimos mucho. Trato de automotivarme. Se consiguieron los éxitos -el ascenso a Liga Adelante- con paciencia“.

Sobre los cambios en el once, el preparador lo tenía claro, negando que fuesen puras rotaciones por fatiga: “Son más intenciones que rotaciones. He ido buscando lo que mejor nos viene. Y ahora ya no hay más que probar, ya hemos probado lo que teníamos que probar. Sabemos nuestros pros y nuestros contras. Yo estoy tranquilo. Preocupado por el resultado pero sé que mi equipo tiene cosas para salir adelante. En Albacete estuvimos a un palmo de ganar, muy cerca. En Mallorca se ganó. En Girona… es cierto que ellos tuvieron ocasiones en el primer tiempo, pero al final también tuvimos las nuestras. El equipo entrena de forma magnífica. Esta semana quedó un poco más claro lo que queremos -tener el balón y jugar al pie-. Cada uno tiene sus gustos, pero a mi me demanda ganar, y en eso me agarro. Lo que se necesita es gente que compita bien, y eso implica sufrir. Por muy bien que uno la toque… si el otro va de cara, jugará ese. Hace falta eso”.

Tevenet despejaba las dudas que pudiese haber sobre el ambiente que existe en el vestuario azulgrana: “Si algo tengo bueno es el apoyo del vestuario. Hay buen rollo. Que haya malas caras y enfados en convocatorias, cuando dejo a uno u otro fuera, es normal. Sería peor si no se molestara y estuviera contento. El fútbol es así. Cualquier jugador tiene que estar preparado para cuando le toque, y darlo todo. En definitiva, coger un camino y no salirnos de ahí“. Finalmente, el sevillano fue preguntado sobre su posible destitución en caso que este sábado no se consiguiera la victoria: “Estamos en la jornada 5… La última toma de decisión no depende de mi, pero yo no pierdo el tiempo en eso, sino en ganar. Yo solo temo morirme. Lo demás, todo tiene solución“.