Se acabó la temporada para el BM Huesca que la despidió en Pontevedra y con una derrota ante un Teucro que llevaba 19 jornadas sin sumar una victoria.

Jorge Gómez. Pontevedra

El Bada Huesca no pudo acabar su temporada con victoria. En un partido entre dos equipos sin apenas necesidades clasificatorias, el mayor acierto local de cara a gol en la segunda mitad resultó clave. De este modo, el equipo aragonés se queda sin una octava plaza que no hubiese podido conseguir ni aún ganando debido al triunfo de Benidorm.

El Huesca comenzó mandando. Los pupilos de Nolasco jugaban relativamente cómodos ante un equipo ya descendido. En el ecuador de la primera mitad, lograba un 7-10 que le colocaba con su mayor renta hasta entonces. Sin embargo, cuando mejor estaba la escuadra visitante, el Teucro reaccionó. A ello ayudaron las exclusiones consecutivas de Mira y Mugerza. En seis minutos, los jugadores locales le daban la vuelta al marcador y se ponían en ventaja por primera vez (13-12).

Entonces, Doldan rompió la sequía del equipo rojillo y Mira puso a los suyos por delante. El Huesca volvía a mandar y el trecho final hasta el descanso solo sirvió para que la escuadra foránea ampliase la renta hasta el 14-16, con tanto de Montiel en los últimos segundos tras tiempo muerto.

Imagen del partido de la primera vuelta entre el Bada y el Teucro. Foto: C. Pascual
Imagen del partido de la primera vuelta entre el Bada y el Teucro. Foto: C. Pascual

El comienzo del segundo acto fue un espejismo En tan solo dos minutos, los hombres de Nolasco se ponían 15-19 aprovechando la falta de rigor defensivo teucrista. Pero el Teucro reaccionó en ataque y el choque se convirtió en un correcalles con más acierto azul. Edu Moledo ponía por delante a los suyos con tres tantos consecutivos (25-22). Era la mayor ventaja para el equipo pontevedrés.

Resultaba evidente que ambos equipos habían salido a lucirse en ataque sin pensar mucho en defender. Jorge Broto paró la sangría deteniendo un siete metros que hubiese supuesto una desventaja de cuatro goles y encomendado a Dija, Huesca recortó diferencias. Sin embargo, con un Carlos García estelar, el equipo local volvió a recuperar su renta (28-24) poco antes del minuto 20. En medio de la bacanal ofensiva, Huesca fallaba lo que su rival no. Un acierto que, a la postre resultó definitivo en unos diez minutos finales en los que los locales estuvieron más atinados hacia el marco contrario para acabar sellando el triunfo teucrista 20 partidos después de su última victoria.

Teucro:  Amerigo (p), Iván Fernández (2), Moledo (8), Balenciaga (5), Carró, Rial y Dani Hernández (1). Siete inicial. Andrés Delgado (ps), Arkaitz (1), David García (2), Víctor Rodríguez, Carlos García (10), Gehrhardt, Pedreira (2), Chapela (2)  y Samuel Gómez.

Bada BM Huesca: Pejanovic (p), Cabanas (3), Rochel (4), Eloy (1), Oier (5), Dijà (5) y Marco Mira (1). Siete  inicial. Jorge Broto (ps), Doldán (2), Jorge Lafuente (1), Mugerza (3), Adrián Nolasco (1), Marco Escribano, Víctor Sánchez (3), Montiel (1) y Garzo.

Parciales cada cinco minutos:  1-2, 6-7, 7-10, 11-12, 13-14, 14-16 (descanso) 19-20, 24-22, 25-24, 28-25, 31-28 y 33-30.