Teixeira busca a un compñaero en el partido contra el Benidorm del pasado miércoles. Foto: sporthuesca.com
El brasileño Teixeira está llamado a ser una de las referencias del Bada. Dejó Granollers para asumir más responsabilidades en el juego.

“Me encanta la decisión que tomé, de venir a Huesca y tener más responsabilidades”. Es Teixeira. El lateral brasileño está llamado a ser una de las referencias ofensivas del Bada Huesca. Se sumó con la pretemporada empezada vía Olimpiada de Río defendiendo a Brasil y deslumbró con su lanzamiento en los amistosos jugados en Santander. El arranque de la competición no fue bueno. En Cuenca naufragó, y lo reconoce. También que en el primer acto contra el Benidorm estuvo apagado de cara a las estadísticas del gol. Probó dos veces y falló. Si reducimos todo a tantos, mal. Si nos quedamos con la fluidez de su juego, su conexión con el resto de compañeros, con su contribución en defensa, mejor. En el segundo acto sí estuvo más incisivo en el acierto. Y en el BM Huesca se es consciente de que es un jugador que tiene que ir a mucho más. Esto acaba de empezar.

Llegó a Huesca procedente del Granollers. El reto le gusta. E insiste en un ejemplo claro entre ambas escuadras para ver la diferencia y entender el reto adquirido: “Con el Bada tienes que jugar bien para ganar. Con Granollers podías jugar mal un partido y ganarlo también”. Poco más se puede decir para diferenciar los dos sietes. El lateral brasileño, con esa idea tan diáfana, recalca que “me encanta la decisión que tomé”. Subraya que no fue una firma con los ojos cerrados. Le contaron el proyecto, la remodelación en el vestuario con una nueva propuesta y le gustó. También hace un guiño a sus compañeros de los que dice que le están ayudando mucho para sentirse bien.

El conjunto del BM Huesca viaja hoy, a las 15.30, dirección Valladolid donde se hospedará en el hotel Zentral Parque. Antes, Nolasco los ha citado para un entrenamiento a las 10.00, continuación del de ayer tarde que tras el desgaste físico contra el Benidorm será más de descanso activo que de fuerza cuando mañana sábado va a jugar el tercer partido en una semana.

El encuentro contra el Valladolid está fijado para las 20.30 del sábado y se espera un buen ambiente en el reingreso del equipo castellano en la Asobal donde llegó a ser una referencia entre los años 2002 y 2012.