Motorland Moto GP

Somos el Huesca para todo

8

El estado de Anquela es perjudicial. El míster de la SD Huesca transmite en público y en privado lo que menos necesita un equipo sumido en nerviosismo superlativo. La caída en barrena del Huesca está siendo directamente proporcional a la precipitación de las decisiones tomadas en el club. Y me refiero en todas las áreas.

Antonio Calderón | Foto: MARCA
Antonio Calderón | Foto: MARCA

No hace mucho, este mismo Huesca se caracterizaba por la humildad de un proyecto que fue capaz de llevar a las más altas cotas jamás alcanzadas al equipo a través de ilusión, esfuerzo y sobre todo paciencia. Sin presión, y recordando siempre de dónde se venía, el Huesca de los Sorribas, Rodri, Robert, Roberto, etc hizo historia con unas directrices por detrás que ratificaban esa filosofía. Aquel mensaje del primer entrenador en Segunda Antonio Calderón de “somos el Huesca” tenía un enorme calado en el entorno, primando la tranquilidad y la confianza en el proyecto por encima de los resultados.Y siendo coherentes con el mismo, Al actual consejero delegado se le llenaba la boca de recordar esos valores tristemente ya perdidos.

Y ya que sé que no es reciente esta pérdida, pero el naufragio del sábado ante el Bilbao Athletic me hizo recordar esos tiempos pasados. De precipitaciones en la directiva en su momento, a las órdenes de Anquela el otro día fuera de sí. Como me dijo un directivo tras el partido, “tranquilidad es lo que necesita el club en estos momentos”. Pues que así sea. Sobre el trozo de césped por el que pasea el míster también.

[ad name=”Anuncio para Artículos”]

También podría interesarte Más del autor

Comentarios