CABECERA Web Completa

Solidarios con dosis de buen fútbol, pero con la pólvora mojada

19

La SD Huesca ha cosechado un empate sin goles que seguramente y tras lo visto sobre el terreno de juego se antoja escaso para un equipo que tuvo empuje, fútbol y físico para insistir durante todo el partido en busca de un triunfo que se antojaba como oro en paño. La madera en alguna ocasión y en otras la precipitación privaron a los hombres de Anquela de encarrilar su clasificación para la promoción de ascenso. Valencia será el juez de una excelente temporada.

Bar Álvaro

Sergio Herrera (7)

Atento: Muy seguro y bien colocado durante toda la tarde apenas sufrió y en la única ocasión con relativo peligro desvió magistralmente una falta peligrosa que el bote envenenó.

Akapo (8,5) | EL MEJOR

Percutidor: En una primera parte magnifica, percutió una y otra vez a sus oponentes dejando un ramillete de recursos fantásticos. En la segunda insistió pero el cansancio acabó pesando. En defensa estuvo impecable.

Carlos David (8)

Colocado: Salvo un par de acciones donde llegó tarde a los cruces en la primera parte, el resto de partido fue de guante blanco. Se le ve confiado y seguro y el equipo así lo manifiesta.

Jair (8)

Seguro: Su físico le permite andar sobrado en muchas acciones y hoy de nuevo estuvo soberbio. Además no se complicó la vida y junto a Carlos David son una pareja de centrales de muy alto nivel.

Brežančić (7)

Asentado: De nuevo dejó detalles ofensivos de calidad, con presencia en campo contrario y sin apenas conceder nada a su espalda. Sus incursiones en banda le conceden al equipo un buen puñado de soluciones. Debe seguir.

Aguilera (8)

Capataz: Ante un terreno de juego complicado se volvió a ver al Juan agigantado, que se crece ante las adversidades y que ofreció una salida de balón limpia que el equipo agradeció. Acotó su parcela donde fue el amo y señor.

Melero (7)

Físico: Si algo necesitaba la SD Huesca en el día de hoy era el pundonor de un Gonzalo Melero que entendió perfectamente el rol que le tocaba tener. El campo y el esfuerzo realizado le pasó factura y se le vio algo menos en sus llegadas de segunda línea que tanto daño hacen.

Ferreiro (8)

Eléctrico: Su primera parte junto a Carlos es de mucho mérito, siempre insistiendo, siempre ofreciéndose y no solo eso, obliga a sus rivales a una atención constante. El palo le privó de estrenar el electrónico en una de las buenas jugadas que dejó durante el partido.

Samu Sáiz (7)

Excedido: Es una maquina de atraer rivales y en ocasiones es una ventaja que no aprovecha, ya que sus jugadas ‘maradonianas’ tienen la dificultad de la heroica y ofrecen mucha libertad en sus compañeros. Aún así, nunca se esconde, siempre lo intenta y su presencia es siempre un peligro. Le faltó algún disparo más.

Vadillo (7)

Alegre: Hoy, al igual que ante el Lugo, volvimos a ver a ese Vadillo peligroso en la conducción y atrevido cuando tiene balón. Este resurgir del sevillano dota al equipo de muchos más recursos. Su implicación defensiva ha subido muchos quilates.

Borja Lázaro (6)

Solitario: Acabó pegándose con todos y contra todos. El partido requería de su fuerza y presencia física pero el buen hacer defensivo de todo el equipo numantino apenas le dejó oportunidades para ofrecer remate.

Los cambios

Vinícius (5)

Activo: Es cierto que su presencia incomodó de principio a una zaga que perdió la referencia ofensiva y a la que obligó con sus caídas a bandas a multiplicar sus ayudas, pero lejos de eso aportó pocas cosas más. Debe reencontrarse con ese futbolista asociativo que mostró en sus inicios.

Alexander (5)

Tímido: El partido pedía la presencia física de un hombre como Alexander, pero le costó entrar y cuando lo hizo no estuvo todo lo acertado que se esperaba. Su marcha con su selección hace difícil su presencia en Valencia.

Camacho (s.c.)

Aguerrido: Su salida dejó claro el gen ganador que lleva dentro. Imprimió carácter y presencia por arriba en un momento donde el equipo empezaba a diluirse.

NOTA GLOBAL: 7

También podría interesarte Más del autor

Comentarios