Sergio Jiménez | Foto: Youtube
El técnico del Magia Huesca, Sergio Jiménez, ha mostrado su confianza en que el buen trabajo diario del equipo dará sus frutos y se podrá conseguir una victoria mañana en casa del Lleida a partir de las 21 horas. Recalca la importancia de no venirse abajo tras cometer un error y señala a Rupnik, Nevels y Demetrio como las principales amenazas del conjunto ilerdense.

Sergio Jiménez ha atendido a los medios de comunicación en rueda de prensa y ha dejado claro que “afrontan el partido contra el Lleida con ganas de hacer bien las cosas y conseguir una victoria” y que para ello necesitan “solidez durante los 40 minutos”.

Jiménez es consciente de que los “errores van a venir, todos los equipos cometen errores, nadie ha ganado un partido con 100% en tiros de campo y 0 pérdidas de balón. Lo que es importante es que el hecho de cometer un error no afecte en las 4 o 5 jugadas siguientes ya que nos vemos abocados a parciales en contra muy grandes”.

“La liga dura 34 partidos, esto es muy largo”

Del mismo modo, el preparador peñista considera que el hecho de llevar 3 derrotas en 3 partidos “no les tiene que afectar. La liga dura 34 partidos, esto es muy largo, tenemos que seguir trabajando y mirar para adelante”.

Sobre el partido del viernes ante Marín, Jimenez reconoce que “en momentos importantes no encontraron el camino al aro y cometieron errores debido a la juventud. Estos chicos necesitan conseguir una victoria que les lleve para arriba. Se les está resistiendo y el equipo contrario te castiga”.

Sobre el próximo rival, Actel Força Lleida, Jiménez ha incidido en que la clave será parar al base esloveno Luka Rupnik y al escolta estadounidense Garreth Nevels, puesto que “son los jugadores más creativos del equipo y hacen jugar al resto”. De Rupnik ha dicho que es un “base de primer nivel”, y también ha destacado al ala-pívot brasileño Leonardo Demetrio porque puede “tirar, poner el balón en el suelo y es fuerte físicamente”.