Foto: sport.es
Un 28 de junio de 2015 se confirmaba el segundo ascenso de la Sociedad Deportiva Huesca a la Segunda División del fútbol español tras derrotar por dos goles a cero al Huracán Valencia en El Alcoraz.
Los jugadores del Huesca celebran el ascenso sobre el césped del Alcoraz | Foto: C.Pascual
Los jugadores del Huesca celebran el ascenso sobre el césped del Alcoraz | Foto: C.Pascual

¿Dónde estaba usted hace exactamente un año? Si echamos la vista atrás concretamente 365 días, nos situaremos en un 28 de junio que estaba destinado a formar parte del libro de éxitos del Huesca. El fútbol iba a ser justo con los oscenses en un día en el que como observamos a día de hoy, pasó a la historia.

Huesca y Huracan Valencia lo dejaron todo para el partido de vuelta. Del partido exigente y polémico que se libró en Torrent, los oscenses salieron con vida tras empatar a un gol (obra de Tyronne). El ascenso de uno u otro se iba a decidir en El Alcoraz, donde los de Tevenet habían firmado una campaña magnífica como locales. Se repitió el guión, y con estadio a rebosar se cantaron los goles de Mainz y Tyronne que certificaron el regreso oscense al fútbol de plata dos años después de su descenso en Huelva. Además se volvió por la puerta grande, donde todos y cada uno merecieron salir del campo a hombros.

La anécdota la puso José Manuel Rojas, que aprovechó la euforia del momento para pedirle la mano a la que será su futura mujer. La fiesta de todos los oscenses se trasladó a la Plaza Navarra, donde el balcón del Casino fue testigo del paseíllo a sus héroes. Esa noche fue larga e intensa, ya que todos sabían que a partir de ese momento comenzaba un sueño. Un año después podemos decir que el sueño continúa, ya que el Huesca, con sufrimiento, ha logrado la permanencia un año más en el fútbol profesional. Se han asentado las bases para formar un proyecto que sea duradero en una categoría de plata que ha costado mucho conseguir, y que cuesta mucho mantener.

Ojalá dentro de otros 365 días podamos volver a contar que el equipo sigue en Segunda, entonces será por segundo año consecutivo. Rememoraremos las veces que hagan falta ese ascenso consumado un 28 de junio de 2015, que como el 15 de junio de 2008 en Écija, pasó a la historia como uno de los momentos más felices de nuestras humildes y azulgranas vidas.