Motorland Moto GP

SD Huesca 2017: el año más ilusionante

0
La SD Huesca encara la vuelta a la competición tras el parón de Navidad con las máximas garantías de pelear por el ‘playoff’ de ascenso, esperando la incorporación de algún futbolista clave en ataque, pretendiendo cambiar la dinámica a domicilio y deseando seguir rompiendo y sumando récords para su historia.

Estamos ante una campaña ilusionante y tanto es así que para la parroquia oscense es la que más expectativas crea de las últimas temporadas. El mejor año de la entidad azulgrana que, tras conseguir la permanencia de forma solvente, ha llegado a terminar este comienzo de liga, antes de las fiestas navideñas, en puestos de ‘playoff’ de ascenso a Primera División, jugando un fútbol catedrático en varios encuentros y llegando a disputarle de tú a tú a un conjunto de Primera en la Copa del Rey.

Bar Álvaro

El inicio de la temporada no fue el que se esperaba ya que se tardaron cuatro jornadas en conseguir la primera victoria. Pero la experiencia al mando de Juan Antonio Anquela consiguió dar con la tecla que hiciera que el conjunto oscense sea uno de los equipos revelación de la categoría más apretada de los últimos años. Este próximo año que se avecina se prepara con más ilusión si cabe que el anterior, con un Huesca que se encuentra en constante crecimiento y ocupando un puesto noble en la clasificación que invita a soñar a los aficionados.

A diferencia de años anteriores, la SD Huesca acude a este mercado invernal de fichajes sin urgencias. Como adelantó el consejero del club Juan Antonio Martín ‘Petón’, “si algo funciona, mejor no tocarlo”. Y conociendo a la cúpula que rige el club no hay que descartar movimientos en forma de llegadas que puedan suponer una buena oportunidad para la entidad; si algo les caracteriza es esa virtud para cazar buenas oportunidades.

Y el deseo fue realidad

A la ya sabida y deseada llegada de Lluís Sastre esta misma semana, el club azulgrana trabaja en la búsqueda de un delantero que vendría a suplir la casi probable cesión de Boris Cmiljanic. El joven jugador montenegrino no parece contar con la suficiente confianza del cuerpo técnico y desde el club se ve con buenos ojos que busque minutos en otro sitio para crecer. Otro futbolista que últimamente esta vinculado a muchas quinielas es Urko Vera que, como bien es sabido, no está a gusto con su rol de suplente y desde el club no se descarta su salida. Si tanto la de Boris como de Urko se llevara a cabo, desde la entidad que preside Agustín Lasaosa la idea es solo traer un delantero de un perfil diferente al de Borja Lázaro. El mercado es largo y confían en que saldrán buenas oportunidades.

Otro nombre que ha estado en la órbita es el de Fran Mérida, que si bien es cierto no vería con malos ojos su retorno a Huesca, en estos momentos es toda una incógnita si Caparrós finalmente desaprovechará al talentoso jugador catalán. Aun así, desde Huesca (no solo con Fran, sino con otros jugadores) estarán atentos a posibles oportunidades que puedan cruzarse en su camino.

Ganar a domicilio, la asignatura pendiente

Si hay que poner un pero al comienzo de temporada 2016/17 de la SD Huesca de Anquela, sin duda alguna está en el rendimiento ofrecido lejos de El Alcoraz. El año pasado, los azulgranas basaron la conquista de la permanencia en los partidos a domicilio, mientras que en estos primeros meses esa es la asignatura pendiente que tienen que recuperar los oscenses para soñar con cotas todavía más altas. Solo en Valladolid (1-2) el Huesca ha podido lograr la victoria fuera de casa; el resto han sido cuatro empates y cinco derrotas. En total, 7 goles a favor y 13 en contra dejando a los azulgranas en la posición número 13 de la clasificación de visitantes.

Los de Anquela empezaron la liga empatando en Alcorcón (1-1) para después caer tanto en el derbi en Zaragoza (1-0) como en Sevilla contra el filial sevillista (2-0). Luego llegaría la mencionada victoria contra el Valladolid, la catástrofe balear (3-0 en Mallorca) y el meritorio empate en Getafe (1-1). La derrota en Cádiz (1-0) y los tres empates consecutivos en Vallecas (2-2), Tenerife (1-1) y Lugo (1-1) han cerrado un año con muchas luces y sombras fuera de El Alcoraz, y es que en Copa del Rey, el Huesca también cayó como visitante (2-1 en Las Palmas).

¡A por más récords!

En un 2016 lleno de alegrías y buenas sensaciones, la SD Huesca ha batido varios registros y tiene ante sí la oportunidad de seguir añadiendo logros a su historia reciente. El primero no es otro que el de la mejor puntuación y posición en Segunda División. La pasada temporada se alcanzaron los 52 puntos, además de llegar al 12º puesto. Esta vez, la situación es muy diferente. El equipo es sexto, que da acceso a la promoción de ascenso a Primera División, con 27 puntos. Con estos números, de hacer una segunda vuelta similar, se podrían superar ambos registros.

Hay motivos para pensar que este equipo pueda superarse a sí mismo. Tras 19 jornadas disputadas en esta Liga 1|2|3, los azulgranas han conseguido ya casi la mitad y le queda menos camino para alcanzar los 50 puntos que dan la seguridad de la salvación. La pasada temporada, ocupaba el puesto 17 con 21 puntos a estas alturas. Otro reto para el nuevo año será el que el Huesca consiga superar las cinco victorias consecutivas como local. En esta primera vuelta casi se logró, pero la derrota ante el Girona FC en El Alcoraz lo imposibilitó. Los de Anquela recibían al Girona tras vencer a Córdoba, Mirandés, Reus, Real Oviedo y Almería de forma consecutiva.

No todo fueron buenos resultados los de la primera vuelta. El cuadro azulgrana, encadenó una mala racha de resultados al sumar dos puntos de nueve posibles. En el Heliodoro Rodríguez López, el empate (1-1) provocó que los oscenses igualaran la peor racha de esta temporada, cosechada tras empatar con Nàstic y Alcorcón y caer derrotados en La Romareda. Unos datos que el equipo debe intentar no repetir; para ello debería encontrar la fórmula para sumar tres puntos fuera de casa con más asiduidad. También debe encontrar la forma de encontrar una racha duradera de partidos sin perder, y en esta temporada se podría haber roto de no haber empatado en Tenerife. Su mejor racha de partidos invicto data de la temporada 2010/11.

Y por último, otro récord a batir, quizá con menos relevancia que los deportivos, será el de superar la cifra de asistencia de 3.007 espectadores. Los resultados y el buen rendimiento de la plantilla pueden ser el acicate perfecto para que más de tres mil personas acudan con más frecuencia a El Alcoraz. Llegar a los 4.000 espectadores ha de ser el reto general del club para la reanudación del campeonato liguero.

También podría interesarte Más del autor

Comentarios