El conjunto de Juan Antonio Anquela venció por la mínima a los de Solari y se hizo con el IV Memorial Antonio Alfonso. Camacho puso muy pronto por delante a los suyos desde el punto de penalti y Borja Lázaro logró el 2-1 en la segunda mitad. El Huesca vuelve a ganar tras caer frente al Ebro (1-2), recupera sensaciones y sigue perfilando su juego para encarar con las suficientes prestaciones el arranque liguero.

El Huesca recibía al Real Madrid Castilla y antes del inicio la primera plantilla azulgrana posaba en el verde del Alcoraz para presentarse ante su afición. Los nombres de los jugadores, quienes ya lucían nombre y dorsal al dorso de la equipación -salvo José Gaspar-, fueron coreados por el ‘speaker’ y los seguidores azulgranas. El partido empezó muy eléctrico en los primeros instantes, tanto es así que Sergio Díaz, para el Castilla, gozó de la primera ocasión del encuentro en el primero minuto con un mano a mano ante Sergio Herrera que blocó el meta. Sin embargo, en la siguiente jugada era el Huesca el que abría la lata por medio de un penalti que Camacho acabó transformando.

Después del tanto azulgrana era el Castilla el que llevaba la manija del partido y una buena acción entre Sergio Díaz y Lazo acabó en gol del español que empataba el partido en el minuto 11 de partido. Tras el gol madrileño el Huesca se rehizo y se adueñó del balón para todo lo que restó de primera parte, disfrutando de varias ocasiones para poner el segundo tanto en su casillero. Ferreiro tuvo un par de ocasiones de las cuales una se fue al palo, además de otra buena ocasión por banda derecha entre Akapo y Alexander que el montenegrino Cmiljanic no consiguió rematar.

La segunda parte comenzó muy espesa, con poco juego entre ambos conjuntos; ninguno de los dos consiguió mantener el balón hasta que en el minuto 68 Samu Sáiz servía un buen esférico en bandeja a Borja Lázaro, quien lograba el segundo tanto del Huesca ante la desconcertada defensa del Castilla debido a un posible fuera de juego.

Después del gol del conjunto oscense parecía que el filial merengue quiso apoderarse del balón pero apenas dispuso de un par de ocasiones más hasta el final del encuentro. La más clara fue un mano a mano de Mario Rodriguez que Sergio Herrera atajó con cierta dificultad. El Huesca pudo sentenciar el partido hasta en dos ocasiones, cuando Borja Lázaro erró en el mano a mano y Aly Coulibaly no materializaba el rechace, ya que, tras intentar colocarla, el portero del Castilla la desvió ligeramente para que el balón no acabara dentro de la portería.

Finalmente el cuarto memorial Antonio Alfonso se lo llevó el Huesca gracias a los tantos de Camacho de penalti y Borja Lázaro en dudoso fuera de juego. El Huesca se reencuentra con el triunfo en esta pretemporada, mejora sus sensaciones y ya comenzará a preparar el próximo amistoso, que será el día 10 frente al Tudelano del ex azulgrana Íñigo Ros.

Galería de Imágenes | Fotos: Jim