Motorland Moto GP

SD Huesca 1-2 CD Mirandés: el que perdona lo paga

48
Por medio de Kijera el Mirandés anotó un gol psicológico justo antes del descanso aprovechando un libre directo mal defendido por los locales. Jonathan Moya, en el primer balón que tocó, empató el encuentro rematando de cabeza un centro de Óscar. Cuando mejor estaba el Huesca fue el Mirandés quien logró el tanto de la victoria. || VOTA A LOS MEJORES DEL PARTIDO. || FOTOS DEL PARTIDO. || VÍDEO RESUMEN.
Tyronne en un momento del partido / Foto: C.Pascual

Con el comienzo del duelo se plasmó sobre el verde que ambos conjuntos habían preparado el encuentro como una partida de ajedrez. Ninguno de los dos contendientes quería dar un paso en falso y poco a poco comenzaron a verse las primeras ocasiones del encuentro, haciendo trabajar tanto a Whalley como a Raúl Fernández para mantener la igualada. Cuando todos estaban pendientes del cronómetro para retirarse a la caseta en el descanso llegó el gol visitante, obra de Kijera, que ejecutando un libre directo  superó al cancerbero azulgrana, al que se le culpó del tanto.

Bar Álvaro

Tras el paso por vestuarios fue el meta visitante el que fue puesto a prueba, pero superó la situación desbaratando la ocasión de Luis Fernández. El Mirandés trataba de jugar con el tiempo, se mostró serio y solvente pero el Huesca buscaba con insistencia el tanto del empate, que fue logrado por Jonathan Moya en el primer balón que tocó nada más ingresar en el terreno de juego, rematando con la cabeza al fondo de las mallas un servicio de Óscar Ramírez desde el flanco diestro. Tras el gol los visitantes recuperaron la presión y la intensidad. Pudo ponerse de nuevo por delante en el marcador pero el remate de cabeza de Provencio se marchó alto.

En la otra área, era Fran Mérida quien tenía una gran ocasión para adelantar a los azulgranas que estaban haciendo méritos para lograrlo. Una y otra vez acosaban la meta defendida por Raúl y en una ocasión lograron batirle, pero el colegiado anuló el tanto por un supuesto fuera de juego de Moya, que la repetición por televisión se encargó de desmentir. La mala fortuna seguía persiguiendo al Huesca y Luis Fernández mandaba al larguero una buena ocasión en la recta final del encuentro. Dicen que el que perdona lo paga, y tras todas estas ocasiones que no aprovecharon los locales, Álex Ortiz remataba un córner libre de marca dentro del área para darle la victoria a los burgaleses.

La SD Huesca cae a puestos de descenso -a dos puntos de la salvación- y acumula ya cinco jornadas sin conocer la victoria. Ni el cambio de entrenador bastó para acabar con la mala racha de resultados del altoaragonés, sobre todo actuando como local.


.

[ad name=”Policlinica”]

También podría interesarte Más del autor

Comentarios