Motorland Moto GP

SD Huesca 1-2 RCD Mallorca: una oportunidad perdida

25
El Mallorca se adelantó por medio de Sissoko antes del cuarto de hora. A los veinte minutos de partido Oriol ampliaba distancias con un bello zapatazo desde la izquierda. Anquela realizó dos sustituciones antes del descanso, quitando del campo a dos pesos pesados como Camacho e Íñigo López para dar entrada a Samu y a Luis Fernández. En la segunda mitad el Huesca fue muy superior pero no estuvo acertado en los últimos metros. Samu Sáiz hizo el gol de la honra en el descuento || VOTA A LOS MEJORES JUGADORES || FOTOS DEL PARTIDO.
Christian Fernández ante el Mallorca | Foto: C.Pascual
Christian Fernández ante el Mallorca | Foto: C.Pascual

La recuperación del partido aplazado entre Huesca y Mallorca comenzó con la presencia de Mérida y Bambock en el once inicial como novedades en la alineación oscense. El equipo visitante tuvo la primera acción peligrosa del partido en la cabeza de Yuste, pero Whaley atrapó el cuero. El autor de la primera ocasión del Huesca fue Camacho, que desde la frontal buscó estrenar el marcador pero su balón se marchó alto. El Mallorca, más necesitado de puntos, quería llevar la iniciativa pero el equipo local se mantenía férreo atrás. Sissoko vacunaba las redes mandando al fondo de las mallas un servicio desde la esquina mal defendido por los locales. Tras el tanto balear el Huesca intentó volcarse en ataque para igualar la contienda y acumuló minutos de posesión. Aprovechando un balón perdido tras un saque de esquina, el Mallorca armó un contragolpe finalizado por un latigazo de Joan Oriol desde la izquierda que entró en la meta oscense.

Bar Álvaro

Los azulgranas no sabían cómo hincarle el diente a un Mallorca que planteó el partido como una final. Ortuño era el jugador que acaparaba y lideraba el peligro balear y pudo instaurar el 0-3 en una jugada aislada que por fortuna impactó en el lateral de la red. Los visitantes reinaban sobre el verde y Anquela decidió mover ficha retirando a Íñigo López y a Camacho a los cuarenta minutos de partido, dando entrada a los revulsivos Samu Sáiz y Luis Fernández. Fue el ariete gallego el que intentó recortar distancias ejecutando un libre directo que acabó en las manos de Wellenreuther. En la siguiente acción Fran Mérida probó al cancerbero alemán desde lejos pero se mostró muy seguro atajando el cuero en un tiempo. La primera mitad finalizó con un 0-2 que hacía justicia a lo visto en el campo pero a la vez castigaba de forma excesiva a un Huesca falto de mordiente.

El Mallorca aprovechó su efectividad en la primera mitad

Samu Sáiz entró como revulsivo a los 40 minutos / Foto: C.Pascual

En la segunda mitad el equipo local intentó acumular posesiones largas para intentar crear peligro. Samu se erigió como el jefe de orquesta y por él pasaban los balones más peligrosos en campo rival. Anquela ordenó atacar por las bandas y tanto Darwin como Alexander y Nagore ganaron protagonismo. Tras un saque de esquina Carlos David peinó un cabezazo de Luis Fernández pero el balón acabó mansamente en las manos del portero visitante. El Huesca estaba siendo mejor en la segunda mitad ante un Mallorca que se agazapó atrás y buscó mantenerse serio en defensa y no ir a por el tercero. De nuevo Wellenreuther evitó el tanto oscense en dos ocasiones consecutivas, primero despejando un cabezazo de Christian y luego el intento de gol de Arruabarrena en el rechace.

Anquela gastó su última bala retirando a Alexander para introducir a José Gaspar. No tenía fortuna el equipo oscense en los últimos metros, en los que pese a la insistencia no era capaz de generar peligro. No encontraban los genios azulgranas la inspiración y la falta de ideas condenaba a un Huesca que jugaba en contra del crono. Se consumían los minutos y los jugadores mallorquinistas contribuían más a ello. Ortuño era un islote en campo aragonés y hacia él iban todos los balones largos y aislados con los que intentaban crear algo de peligro. El dominio era total y absoluto del Huesca que buscaba la creatividad de Samu y la de Mérida compaginada con la velocidad de Darwin y la corpulencia de Arruabarrena. En una acción aislada un balón picado del rubio le sirvió un balón a Nagore que éste no acertó a rematar. En las dos acciones siguientes fue Gaspar el que probó fortuna, pero de nuevo el cuero no quería entrar en el marco bermellón. Cuando el partido ya agonizaba Samu Sáiz lanzó un zapatazo desde la frontal del área que se coló por el palo diestro de un Wellenreuther que no pudo hacer nada. El partido finalizó con el Huesca nadando a contracorriente para acabar muriendo en la orilla.

Con este resultado, la Sociedad Deportiva Huesca se mantiene fuera del descenso en la décimo séptima posición de la tabla con 33 puntos mientras el Mallorca sale del descenso, asciende hasta la décimo sexta empatando a puntos con los oscenses pero ganando el golaverage particular. Este fin de semana el equipo balear recibe en Son Moix al Mirandés (13º) mientras los azulgranas visitarán El Toralín para jugar contra la Ponferradina (18º).


.

[ad name=”Anuncio para Artículos”]

También podría interesarte Más del autor

Comentarios