Ramón Murillo fue el protagonista del choque con dos goles | Foto: sporthuesca.com - C.Pascual
Con esta victoria, la decimosexta de la temporada, los pupilos de Quique García se asientan en la séptima plaza del grupo aragonés de Tercera División con 58 puntos.
Ramón Murillo fue el protagonista del choque con dos goles | Foto: sporthuesca.com - C.Pascual
Ramón Murillo fue el protagonista del choque con dos goles | Foto: sporthuesca.com – C.Pascual

Poco en juego en el partido disputado en la tarde dominical. Ejea y Almudévar, dos equipos que han hecho sus deberes de permanencia con tiempo, se veían las caras en tierras zaragozanas en busca de la mejor plaza posible a final de curso.

Los amarillos creaban peligro desde los primeros minutos de juego a base de ocasiones a balón parado con Rausell y Buenacasa como protagonistas. El primer tanto de la tarde llegaría a los 20 minutos tras un fallo del guardameta local que no lograba atrapar y dejaba el esférico en bandeja al delantero Ramón Murillo para poner el 0-1 en el electrónico.

El conjunto ejeano despertó tras el tanto visitante y dio un paso al frente en busca de igualar la contienda ante un equipo que guardaba posiciones y planteamiento táctico sobre el terreno de juego. La lluvia hizo acto de presencia transcurrida media hora y condicionó el resto del tiempo reglamentario.

Nueve minutos después, y con el campo rápido con una película de agua, de nuevo Ramón se mostraba letal para poner más tierra de por medio en el marcador con un segundo gol que entró por la misma escuadra tras un disparo inapelable desde la frontal del área.

La segunda mitad tuvo como protagonista a un conjunto local que se adelantó en tromba a por la sorpresa. El Almudévar cerró filas y combatió las embestidas zaragozanas a base de contra ataques que obligaron a replegar líneas a los locales.

En los minutos finales, y en pleno carrusel de cambios por parte de ambos conjuntos, fue de nuevo el conjunto amarillo el que pudo matar el partido con Álvaro y Karol como protagonistas.

Al final, victoria visitante ante un rival que exhibió algo de dureza en el tramo final y que queda encuadrado en la duodécima plaza con 43 puntos y la permanencia asegurada.