El CB Peñas presenta la incorporación del base Álvaro Sanz, jugador cedido por el CAI Zaragoza, para que se forme a las órdenes de Sergio Jiménez en la LEB Oro.

Álvaro Sanz viste con una voz firme que disfraza su edad. La presencia de directivos en su presentación como jugador del Peñas, flanqueado por el presidente del club y por su nuevo entrenador, focalizó la atención en él y es allí donde se notó que le quedan muchos años por delante. Respondió a las preguntas de los periodistas con seguridad pero finalizó (casi) todas las frases con un hilillo de voz. Cosas de juventud. El nuevo base del Peñas es fruto de esa colaboración entre el club altoaragonés y el CAI Zaragoza. Segio Jiménez lo conoce bien. Lo tuvo durante un par de semanas a sus órdenes en la concentración de la Sub-18 en Logroño. El preparador tiene plena confianza en un chaval con un futuro prometedor. Curtido la pasada temporada en el Olivar –asimilado al CAI Zaragoza- de la Leb Oro, incluso debutó en la ACB con el CAI, con 17 años, cinco meses y 14 días.

Álvaro Sanz,flanqueado por Antonio Orús y Sergio Jiménez. Foto: I. V.
Álvaro Sanz,flanqueado por Antonio Orús y Sergio Jiménez. Foto: I. V.

“(La pasada temporada) fue de menos a más. Destaco de él las ganas por seguir creciendo, el hambre por mejorar”, afirmó el entrenador del Peñas en la presentación oficial del jugador que ha tenido lugar esta mañana en la sede del club. La concentración en Logroño sirvió para conocer mejor al jugador. Y le cayó un nuevo elogio: “Ha demostrado que nunca se rinde”.

Las primeras palabras de Álvaro Sanz fueron para dar las gracias al CAI Zaragoza. Luego ya se metió en la temporada que le espera. Es consciente de la competencia que acuna la LEB Oro, una categoría nutrida de jóvenes talentosos que buscan la posición con jugadores con muchos partidos a sus espaldas, equipos donde habitan ex ACB que se las saben todas y con ganas de engancharse a equipos con más poderío. “Voy a tener que trabajar bastante para competir contra otros jugadores”, dijo. Si Jiménez le dedicó varios elogios, Sanz se los devolvió. “Viendo lo que ha hecho con el Araberri se nota que es un buen entrenador y en lo personal también es de mi agrado”, dijo.

Álvaro Sanz se define como un jugador que funciona por “instinto. Soy muy competitivo. Me gusta que el grupo esté involucrado y al final lo que cuenta es ganar”. En su paso por la LEB Plata disputó 25 partidos con una media de 21 minutos por encuentro anotando 9 puntos con un 46% de tiros de 2 y un 32% desde el 6,75.

Por su parte, el presidente de la entidad, Antonio Orús, deslizó que en próximas fichas habrá nuevas incorporaciones al equipo que comenzará la pretemporada a finales de este mes. De momento, el equipo lo conforman Jorge Lafuente y Álvaro Sanz.