La Sociedad Deportiva Huesca reúne este curso en su segunda línea a tres jugadores capaces de desnivelar un encuentro debido a su calidad individual.
Samu Sáiz dejó clara la calidad que atesora | Foto: C.Pascual
Samu Sáiz dejó clara la calidad que atesora | Foto: C.Pascual

El equipo oscense ha reunido para esta próxima temporada a tres jugadores que buscarán llenar de ilusión a los aficionados del Huesca y del fútbol.

Por nombre y méritos, Tyronne del Pino y Fran Mérida ya han demostrado de lo que son capaces y buena parte de la afición ya ha depositado en ellos su voto de confianza para el curso en Segunda División que comienza este sábado. Samuel Sáiz, procedente del Atleti “B”, tiene ante sí la posibilidad no sólo de debutar en el fútbol de plata español, sino también de mostrar de lo que es capaz. El atacante madrileño ha dado pequeñas muestras en la pretemporada y las expectativas puestas en él son altas, ya que su talento exponencial puede ir en auge durante este año en beneficio del Huesca.

Con un Fran Mérida en un gran estado de forma, como ha demostrado durante la temporada; un Tyronne capaz de sacarse de su chistera jugadas imposibles como ya dejó el año pasado; y un Samuel Sáiz con una oportunidad de oro para darse a conocer, la segunda línea de la Sociedad Deportiva Huesca este año promete mostrar mucha calidad y fútbol en una categoría donde el éxito o el fracaso dependen de la regularidad.

Los tres jugadores, sumados a José Gaspar, Juanjo Camacho y Darwin Machís, prometen hacer de este Huesca un equipo que intente practicar un buen fútbol, seña de identidad de la entidad durante las últimas temporadas.

.