Por primera vez desde que llegó, Juan Antonio Anquela dio la oportunidad a Samu Sáiz ante el Numancia de salir en el once inicial. El joven futbolista no defraudó, firmando un gran encuentro, y dio la asistencia del segundo gol a Arruabarena.
w_900x700_03185447hu_foz0724
Samu Sáiz en el partido contra el Numancia | Foto: LFP

En la rueda de prensa previa al encuentro del domingo contra el Numancia, el entrenador jienense ya dejó caer que había jugadores que venían apretando y que tenían opciones de ser titulares, en clara referencia a Samuel. Y así fue; el mediapunta madrileño no solo salió desde el inicio si no que acabó completando los noventa minutos siendo uno de los jugadores más destacados del equipo azulgrana.

Sustituyó en el once al capitán Juanjo Camacho y cuajó una primera parte de un alto nivel. Se movió entre líneas, combinó, buscó la portería rival y llevó la manija del juego de la SD Huesca en el día en el que Fran Mérida estuvo algo más impreciso que de costumbre. Samu fue la luz que guiaba el camino para llegar a la meta de Juan Pablo, quien detuvo en dos ocasiones en los primeros 45 minutos al madrileño, con un fuerte disparo desde la frontal y con un mano a mano.

Tras el descanso, el rubio estuvo algo menos participativo aunque demostró su calidad en el segundo gol azulgrana. Minutos después de quedarse con un hombre menos, Samu dio una excelente asistencia con el exterior a Arruabarena para que el vasco se estrenara como goleador. En los últimos minutos del choque, el cansancio y la inferioridad numérica hicieron mella en el ’14’ y el talentoso futbolista estuvo más desaparecido.

Con este partido, el canterano del Atlético de Madrid ya sabe lo que es jugar como titular con Anquela. Samuel siempre había sido utilizado en la segundas partes y casi siempre había cumplido con su función como revulsivo con el jienense, mientras que con Tevenet fue de la partida en cuatro ocasiones (ante Albacete, Tenerife, Elche y Córdoba).

  • Partidazo de Samu