Foto: Quebrantahuesos RC

Quebrantahuesos A 71 – 3 Gigantes de Navarra

El Quebrantahuesos comenzó su andadura una nueva temporada con la novedad de la inclusión de un segundo equipo en categoría masculina. El gran incremento de fichas debido a la expansión del rugby por la provincia y el ascenso de varios de los cadetes del año pasado ha llevado a la Dirección Deportiva del club a tomar esta decisión que, si bien puede parecer arriesgada, a la larga va a ser muy beneficiosa para el club.

El Quebranta A debutaba en casa contra Gigantes de Navarra. Las fuertes lluvias de la semana habían dejado inpracticable el campo de Binéfar por lo que hubo que buscar una nueva ubicación en el campo de Pomar de Cinca. El Gigantes no pudo completar alineación al venir sólo con 14 jugadores, lo cual ponía al Quebranta en una clara situación de ventaja, que no desaprovechó.

Desde el inicio el dominio del conjunto oscense fue claro y los ensayos se fueron sucediendo, con una delantera potente que hacía su trabajo y unos tres cuartos muy incisivos y acertados. Especialmente destacado el partido de Miguel, autor de 4 marcas y de Petol y Nico que lograron 5 transformaciones cada uno. A la espera del partido de Seminario de Tarazona, el Quebranta ha presentado sus credenciales a dar mucha guerra una vez más esta temporada.

Alineación:  1. Vicente  2. Saúl  3. Diego  4. Bosco  5. Ángel  6. Dani Ferrer  7. Heko  8. Pablo  9. Garrote  10. Petol  11. Gabi  12. Vili  13. Miguel  14. Pelocho 15. Nico

También jugaron: Héctor, Juan, Víctor

Soria 108 –  14 Quebrantahuesos B

El ‘B’ tuvo un difícil desplazamiento al tener que debutar en Soria frente al siempre duro Ingenieros. Como ya sucedió con el Quebranta hace 5 años, el debut del ‘B’ en Soria acarreó una abultada derrota fruto de los errores en el placaje y la falta de posesión del balón, que otorgó muchas oportunidades de ensayar a un Soria que sabe muy bien lo que se hace, castigando los errores del rival con ensayos.

A pesar de que el resultado no fue bueno, hubo noticias positivas como el debut de 4 nuevos jugadores quebrantas, así como el ascenso de categoría de varios de los cadetes que el año pasaro lograron el subcampeonato de liga. Hay mucho trabajo por hacer, pero sin duda el margen de mejora es enorme.