Foto: sporthuesca.com
Vuelve este viernes el balonmano al Palacio de los Deportes (21.00) y lo hace contra el Go Sinfín de Santander, que tiene en su siete al que fuera central del BM Huesca Álex Álvarez. Los cántabros también cuentan en su plantilla con Savic y Ros. Ganar alejará fantasmas.
Foto: sporthuesca.com
Foto: sporthuesca.com

Seguro que se fundirá en un abrazo sincero con José Luis Labordeta, delegado del BM Huesca. Álex Álvarez, uno de los jugadores clave en el ascenso del equipo oscense a la Asobal, regresa este viernes al Palacio de los Deportes. Y es muy posible que la afición que tanto le quiso le dedique una ovación cuando se pronuncie su nombre. El central regresa a la que fue su casa y en la que cinceló con su juego varias páginas en la particular historia del club altoaragonés. ‘El genio’ no pudo despedirse de Huesca desde el 40×20 y ya dijo antes del partido de la primera vuelta que el de la segunda iba a ser especial. Luego, tras los previsibles aplausos, habrá 60 minutos de máxima rivalidad barnizados con el respeto. Seguro que habrá un antes y un después. Pero en medio un partido, brega, espectáculo, dos puntos en juego y la necesidad de ganar.

Santander siempre ha sido tierra de balonmano. Llegó a las cotas más altas. Conquistó España y Europa. Luego vivió tiempos oscuros. Una particular travesía por el desierto hasta su regreso a la Asobal. Y esta temporada ha ido de menos a más. La pasada jornada ganó al Cangas. Si eso no es fácil para la clase media de la Asobal, menos aún hacerlo con suficiencia (33-26). El GO fit, que es quien da cobertura al Club Deportivo Elemental Sinfín, es noveno en la Asobal. Tiene un punto por encima del Bada Huesca. Ya se sabe. La retirada del BM Aragón ha hecho enloquecer esta temporada siendo uno de los máximos damnificados el siete altoaragonés que, con los cuatro puntos conseguidos ante los de Zaragoza en su casillero sería séptimo con 3 por encima de los cántabros.

El partido arrancará a las 21.00. Y será especial no solo por la presencia de Álex Álvarez como rival. También juegan allí otros dos exHuesca como lo fueron Adam Savic y Guillermo Ros. El portero, que no dejó un buen sabor de boca tras su paso protegiendo los palos del Bada Huesca la anterior temporada, se reparte minutos de juego con su compañero Ernesto Sánchez. El primera línea zaragozano, una vez que ha dejado la mochila de las lesiones, ha ido a más en su juego. El Sinfín ya mostró contra Cangas buena parte de su balonmano y jugadores como Paredes, Herrero y Postigo son capaces de liarla ante cualquier rival.

Otro de los protagonistas en el encuentro será Marco Mira. El capitán del equipo altoaragonés juega contra el equipo de su tierra y contra su amigo Álvarez por lo que no cabe duda de que el encuentro reúne condicionantes excepcionalmente emotivos para uno de los más férreos defensas del Bada Huesca. Nolasco, técnico del siete altoaragonés, esperará al resultado de la resonancia para saber si cuenta con el concurso del zurdo Mikel Mugerza y se da por segura la baja de Álex Marcelo que se suma a la de Albert Pujol. El siete altoaragonés se encuentra con ganas, nadie piensa en el sur de la tabla, aunque resultados como el empate del Guadalajara en casa del Granollers (30-30), precisamente, no favorezcan a los intereses del siete altoaragonés.